Actividades humanas amenazan la Antártida


La Antártida necesita más protección ante las actividades humanas, según han comentado los científicos e investigadores medioambientales. Un nuevo estudio publicado en la revista PLoS Biology indica que 55 áreas de la Antártida que deben permanecer protegidas se encuentran cerca de sectores de actividad humanas. 7 de estas áreas están en riesgo de una invasión biológica, mientras que otras 5 no está recibiendo la protección adecuada.

Actividades humanas amenazan la Antártida

La Antártida recibe a unos 40.000 visitantes al año, y cada vez se construyen mayores cantidades de infraestructuras en su superficie y principalmente en áreas libres de hielo. La mayor parte de la vida vegetal y animal de la Antártida se encuentra justamente en estas áreas, que por cierto son las que más suelen atraer a las personas.

Steven Chown, profesor de la Universidad de Monash, dice que los ecosistemas de estas áreas son muy simples debido a la poca diversidad de especies del lugar, lo cual hace que las especies autóctonas sean extremadamente vulnerables. Aproximadamente el 1% de la Antártida esta comprendida por áreas sin hielo, es decir que en el resto de este desierto helado prácticamente no se pueden encontrar animales o plantas.

A su vez, la Antártida se ve amenazada por otras actividades humanas que se producen lejos de ella: todo aquello que contribuye con el calentamiento global también está contribuyendo con el deshielo del continente blanco, por lo tanto es muy importante trata de reducir las emisiones de gases del efecto invernadero y hacer un mayor uso de energías limpias y renovables. Cualquier amenaza contra la Antártida también se convierte en una amenaza hacia la biodiversidad del lugar, que si bien es poca, no deja de ser importante para mantener el ecosistema en equilibrio.

Cuéntanos: ¿qué opinas sobre la situación de la Antártida? ¿Qué clases de medidas crees que se pueden llevar a cabo para mejorar la situación?


Artículos Relacionados