Agua


Agua

Agua, el líquido de la vida

El agua. Está en todos lados, en nuestros hogares, en paseos públicos, en plazas, y muchos lugares más. El término agua procede del latin aqua y refiere a la sustancia cuya moléculas está formada por un átomo oxígeno y dos átomos de hidrógeno, es decir, H2O. Gracias al agua, todas las formas de vida conocidas han conseguido sobrevivir, sin ella, la vida simplemente no existiría en el Planeta Tierra.

Normalmente, cuando hablamos de agua, nos referimos a la sustancia en estado líquido, pero obviamente tiene sus variaciones, llamándose hielo cuando está en estado sólido y vapor cuando se encuentra en estado gaseoso. El agua cubre nada menos que el 71% de la superficie del planeta en lo que se conoce como hidrosfera. La mayor parte del agua del mundo es el agua salada que está en los océanos, siendo un 96,5% del total, mientras que el resto es agua dulce, la cual se distribuye principalmente entre los glaciares, los acuíferos y la atmósfera, dejando un pequeño porcentaje para los ríos, lagos, etc.

Recientemente, se ha descubierto la presencia de agua en otros planeta de nuestro sistema solar, encontrándose principalmente en forma de hielo.

 

Para el ser humano y muchas otras especies de animales y también para las plantas, el agua resulta un elemento imprescindible para poder vivir, por eso a menudo es reconocido como el elemento de la vida. Hoy en día, la sociedad destinada alrededor del 70% del agua dulce producida a la industria de la agricultura. El agua en la industria representa aproximadamente el 20% del consumo a nivel mundial, y se emplea en tareas diversas como por ejemplo puede ser la refrigeración, el transporte y la disolución de toda clase de productos químicos y sustancias diversas. El 10% del agua dulce se destina al consumo doméstico, es decir para cocinar, beber, bañarse, lavar, y demás, o sea todas las actividades cotidianas que involucran el uso de agua.

El agua es un elemento de alta importancia para casi todas las formas de vida como ya decíamos, ya que los animales y las plantas no son capaces de sobrevivir sin ella durante mucho tiempo. Durante las últimas décadas, gracias a los avances de la tecnología y de la ingeniera, una mayor cantidad de la superficie terrestre cuenta con acceso al agua potable, la cual es adecuada para consumo humano, aunque aún así hay una gran parte de la población mundial que no cuenta con este gran privilegio. Según estimaciones de la FAO, aproximadamente la quinta parte de los países en desarrollo del mundo contará con problemas de escasez de agua dulce para el año 2030, lo cual muchos temen que puedan derivar en una guerra por el agua, en lugar de otros recursos como el petróleo. Es imprescindible comenzar a llevar a cabo mejores prácticas con respecto al uso del agua, tanto a nivel industrial como en casa, ya que cuanto más se pueda ahorrar hoy más habrá el día de mañana.


Artículos Relacionados