Aguas residuales


Aguas residuales

Las aguas residuales

Las aguas residuales no son un tipo de agua cualquiera ya que como su nombre indica están contaminadas. Las aguas residuales son aquellas contaminadas con orina y con materia fecal, procedente tanto del ser humano como de cualquier animal. A lo contrario de lo que se puede llegar a creer, estas aguas no solamente generan un muy mal olor, sino que además son muy contaminantes, por lo que requieren ser canalizadas, tratadas y desalojadas. Si son tratadas en forma indebida o si directamente no son tratadas se puede dar lugar a una fuerte contaminación.

Las aguas residuales también reciben otros nombres, siendo llamadas aguas servidas, aguas fecales o aguas cloacales. Son residuales porque, una vez usada el agua, se transforma en un residuo, no siendo de utilidad para el usuario directo; el término cloacales se les asigna porque son transportadas por las cloacas (alcantarillas). Hay quienes separan por un lado a las aguas residuales de origen doméstico y por otro a unas similares pero de origen industrial, aunque muchos las consideran del mismo tipo ya que son contaminantes.

El tratamiento depende de cada caso, pudiendo llegar a variar mucho entre un caso y otro. En el caso de un origen industrial es mejor que reciban tratamiento en el lugar de origen, pues su composición es muy distinta a las de las aguas residuales hogareñas debido a la muy probable presencia de agentes químicos industriales.


Artículos Relacionados