Alarma por la caza de elefantes en Mozambique


La WWF ha dado a conocer que las poblaciones de elefantes en Mozambique están decreciendo rápidamente, según los resultados arrojados por un reciente reconocimiento aéreo. La caza furtiva de marfil es la principal causa por la cual la cantidad de elefantes es cada vez menor en el mencionado país.

Alarma por la caza de elefantes en Mozambique

Según un nuevo informe, entre 480 y 900 elefantes murieron en las reservas norteñas del país entre los años 2011 y 2013, revelaron representantes de la WWF. Aproximadamente la mitad de los elefantes encontrados en la reserva de Quirimbas eran cuerpos sin vida, según se supo.

La mayoría fueron asesinado por cazadores furtivos, los cuales generalmente buscan marfil, presente en los colmillos de los elefantes por supuesto. Se requiere de acción urgente y una dedicación continua para poder combatir esta clase de actividades ilegales.

Según los administradores de la reserva de Quirimbas, la mayoría de los elefantes que mueren son jóvenes, ya que estos son menos precavidos que los ejemplares adultos. Chande Baldeu, que forma parte del equipo de administradores, ha indicado que el mercado del marfil ha crecido mucho, y cada vez son más las personas que buscan este material, por fines económicos principalmente. El kilogramo de marfil en el mercado local se vende a unos $50 dólares aproximadamente, es decir unos 37€.

Eso es suficiente para llamar la atención de los cazadores, e incluso gente que habitualmente no se dedica a esta práctica ahora ha comenzado a llevarla a cabo. Aquellos que no pueden conseguir o comprar armas utilizan trampas de todo tipo contra los elefantes.

Según la WWF, Mozambique es uno de los más países en que más muertes de elefantes se registran debido a la caza furtiva de marfil.

La Convention on International Trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora (CITES) tiene planeado realizar una reunión en julio para discutir la situación de Mozambique


Artículos Relacionados