Arrecifes de coral


Arrecifes de coral

Los arrecifes de coral son estructuras que se encuentran debajo del agua y se forman gracias al carbonato de calcio que el coral libera. Por lo general los arrecifes de coral suelen ser encontrados en aguas marina con una baja concentración de nutrientes. Los arrecifes de coral tienen distintas formas y colores según la región donde se encuentran y por lo general crecen más en mares de agua cálida y poco profunda. Las aguas claras y el la luz solar también ayudan a que los arrecifes crezcan más.

A veces los arrecifes de coral son reconocidas como las selvas del mar, debido a que forman un ecosistema sumamente diverso, tal como ocurre en el caso de las selvas tropicales. En los arrecifes de coral viven aproximadamente el 25% de todas las especies marinas conocidas, a pesar de que ocupan solamente el 0,1% de la superficie total de los océanos.

Los arrecifes de coral son ecosistemas sumamente frágiles: los cambios de temperatura los afectan mucho. Se teme que el calentamiento global, la pesca mediante explosivos, la acidificación del océano y otras actividades puedan llevar a la destrucción de los arrecifes de coral, que son sumamente importante para muchas de las especies marinas del planeta Tierra.

El mayor arrecife de coral del mundo es la famosa “Gran barrera de coral” (en la imagen de arriba), que se ubica en el este de Australia. Aquí abajo puedes ver algunas imágenes adicionales de los arrecifes de coral de nuestro planeta.

Con frecuencia los arrecifes de coral reciben el nombre de selvas del mar, lo cual se debe a que estos forman uno de los ecosistemas más diversos del mundo. Si bien ocupan una parte muy pequeña de la superficie de los océanos, los arrecifes de coral se han convertido en el hábitat de la cuarta parte de las especies marinas existentes, lo cual incluye peces, también moluscos, crustáceos, gusanos, tunicados, esponjas de mar y otros. Si bien las aguas de los océanos proporcionan pocos nutrientes para los arrecifes de coral, estos logran prosperar y expandir de igual forma. Los arrecifes de coral son más fáciles de encontrar en aguas tropicales y de poca profundidad, aunque también existen en zonas frías y profundas.

Debido a que suelen estar ubicados entra la costa y el mar abiertos, los arrecifes de coral se han convertido en una especie de barrera que sirven como protección para los manglares y las extensiones de hierba marina ante el embate de las olas. Los arrecifes de coral a su vez se ven beneficiados por las praderas de hierbas marinas y los manglares, ya que estos evitan la sedimentación y se convierten en un área de crianza y reproducción de varias especies marinas.

Arrecifes de coral

Arrecifes de coral


Artículos Relacionados