Arsénico


arsénico

Características del arsénico

El Arsénico es un elemento químico con el símbolo As, número atómico 33 y masa atómica relativa 74,92. El arsénico se encuentra en muchos minerales, por lo general en combinación con el azufre y metales, y también como un cristal elemental puro. El arsénico es un metaloide. Puede existir en diferentes alótropos, aunque sólo la forma gris tiene un uso importante en la industria. El uso principal de arsénico metálico es para el fortalecimiento de las aleaciones de cobre y, especialmente, plomo (por ejemplo, en baterías para automóviles).
El arsénico y sus compuestos, especialmente el anhídrido, se utilizan en la producción de pesticidas (productos de madera tratada), herbicidas e insecticidas.
Cuando se calienta en el aire, el arsénico se oxida a trióxido de arsénico, los humos de esta reacción tiene un olor que recuerda el ajo. Este olor puede ser detectado en minerales tales como el arseniuro.
Los compuestos de arsénico se asemejan en algunos aspectos a los del fósforo, que ocupa el mismo grupo (columna) de la tabla periódica.

Distribución y producción del arsénico

El arsénico ocurre en varias formas orgánicas en el medio ambiente. El arsénico inorgánico y sus compuestos, al entrar en la cadena alimentaria, son cada vez mas metabolizados a una forma menos tóxica de arsénico a través de un proceso de metilación. Otras vías naturales de exposición incluyen la ceniza volcánica, la erosión de arsénico que contienen los minerales y los minerales que se disuelven en el agua subterránea. También se encuentra en los alimentos, tales como el agua, suelo y aire. La vía más común de exposición para los seres humanos es la ingestión, y la principal fuente de arsénico en la dieta es a través de pescados y mariscos. Una vía adicional de la exposición es por inhalación.

Dado el estado industrial de nuestra sociedad, el arsénico se ha vuelto un elemento sumanente común en muchos sectores, y lo cierto es que esto es un problema ya que puede llegar a ser una sustancia muy contaminante. La principal aplicación que se le suele dar al arsénico es como un conservador para la madera, y estima que más de las 2/3 partes de la producción mundial se destinan a ello.

El arsénico, o mejor dicho una de sus variedades, está presente en los circuitos eléctricos ya que se trata de un excelente semiconductor de la energía eléctrica, siendo aplicado además a nivel de LEDs.

El disulfuro es un importante componente que llevan muchos juegos de pirotecnia, y el trióxido de arsénico se suele emplear en la industria del vidrio para decolorarlo.

Uno de los mayores peligros del arsénico ocurre cuando contamina los cursos de agua gravemente, lo cual puede tener muy malas consecuencias para animales y plantas. El tratamiento de las aguas contaminadas con arsénico no resulta solo difícil, sino también caro, por lo tanto hay que tratar de evitar la contaminación a toda costa.

Te gustó nuestro articulo sobre el arsénico?


Artículos Relacionados