EcologiaHoy

Biosfera

La biosfera, también conocido bajo el nombre de biósfera, es, según la ecología, un sistema que está conformado por el gran conjunto de todos los seres vivos que habitan el planeta Tierra. Normalmente suele hablarse de biosfera cuando hacemos referencias a toda la vida presente en nuestro mundo, pero en algunas ocasiones el término se emplea para hacer referencia a un espacio en el cual la vida se desarrolla.

Se puede decir que la biosfera es una especie de ecosistema global, a lo cual también podemos referirnos si utilizamos otros términos tales como biogeosfera o incluso ecosfera. La biosfera es una colectividad de varios tipos de organismos y especies de seres vivos que interactúan todos entre sí en forma directa o indirecta, conformado así la diversidad que compone al ecosistema global. En cierta forma, se puede hablar de la biosfera como si fuera un gran ser vivo que a su vez posee ciertas capacidades, limitadas por supuesto, para controlar no solamente su estado actual, sino también su posible evolución.

El origen del término biosfera data del año 1875, cuando fue usado por Eduard Suess, pero su significado ecológico surge en la década de 1920 gracias a Vladimir I. Posteriormente, en el año 1935 Vernadsky llega a un término similar a partir del término ecosistema. En diversas ciencias la biosfera es un tema de gran importancia, incluyendo la astronomía, la climatomología y la geología por ejemplo, y en general guarda relación con todas las ciencias que de alguna forma tratan e investigan la vida en la Tierra o la posible existencia de vida en otros planetas.

En el planeta Tierra, la vida está distribuida principalmente en dos sectores: los océanos y los continentes. La mayor cantidad de vida de los océanos se localiza en zonas donde llega la luz, y es allí donde comienza la cadena alimenticia. Aquí se encuentran además algunos tipos de fotosintetizadores, principalmente en forma de bacterias y organismos como el plancton. Las mayores concentraciones se pueden encontrar en las zonas frías y en las cálidas, no en las templadas como se suele creer. Las regiones de alta mar o mar abierto tienen una densidad de vida mucho menor en comparación a las regiones más cercanas a las costas.

En los continentes la cadena alimenticia comienza con las plantas terrestres, las cuales también se encargan de realizar la fotosíntesis. Las plantas obtienen sus nutriente minerales a través del suelo gracias a sus raíces. El agua circula hasta el follaje de la planta, donde se evapora tras transportar los nutrientes. El agua resulta un factor muy importante para la vida en los continentes, pero también lo es la temperatura. Las zonas con mayor densidad de vida suelen ser aquellas con más plantas, como por ejemplo los bosques y las selvas, mientras que las que tienen menos densidad de vida son algunas áridas como los desiertos o las extremadamente frías como los polos.


Deja un comentario

  • (will not be published)