Bombillas de bajo consumo


Bombillas de bajo consumo

Introducción a las bombillas de bajo consumo

Las llamadas ‘bombillas de bajo consumo‘ son en realidad las lámparas compactas fluorescentes (CFL por sus siglas en inglés). En otro lugares del mundo recibe los siguientes nombres:

  • Lámpara ahorradora de energía
  • Lámpara de luz fría
  • Lámpara de bajo consumo
  • Bombilla de bajo consumo
  • Bombillo ahorrador
  • Ampolleta Fluorescente

Comparadas con las lámparas comunes, es decir, las incandescentes, las bombillas de bajo consumo tienen una mayor vida útil y además consume menos energía eléctrica y generan la misma iluminación. El tal su influencia que ayudan a ahorrar bastante como forma de compensar su alto costo, por lo que también son beneficiosas para la ecología.

El uso de estas bombillas de bajo consumo y además también de tubos fluorescentes tiene unas pequeñas implicaciones de carácter ambiental debido a la pequeña cantidad de mercurio que tienen, el cual es un potente contaminante, por lo que puede desarrollar contaminación. Cada una de las bombillas de bajo consumo contiene escasos miligramos del elemento. A nivel global no hay ningún tipo de ley que respecto a qué hacer con las lámparas una vez usadas. Actualmente lo que se hace es almacenarlas en recipientes estancos, al igual que a los tubos.

Pese a esto, los ambiestales apoyan el uso de estas lámparas debido a que las bombillas incandescentes contribuyen a gastar más energía, liberan más emisiones de gases del efecto invernadero y además contaminantes en el caso de las plantas termoeléctricas. Recuerda cambiar tus bombillas comunes por las bombillas de bajo consumo si tienes la oportunidad y el dinero suficiente, de esta forma estarás aportando tu granito de arena.


Artículos Relacionados