Cactus


Cactus

Cactus

Los cactus, también conocidos como cactáceas, son una familia de plantas capaces de almacenar grandes cantidades de agua en su cuerpo. La mayoría de los cactus son muy espinosos, lo cual es una defensa contra algunos animales que puedan comerlas en busca de agua. La gran mayoría de los cactus se hayan en Américan y en los desiertos americanos, aunque hay algunas variedades en otros desiertos del mundo.

Se cree que la aparición de estas plantas en América data de algunos cuantos siglos atrás solamente, y se estima que pudieron llegar al continente americano con el viento o en los estómagos de aves migratorias en forma de semillas. Algunas especies de cactus han sido introducidas en otros continentes por el hombre y se han adaptado al clima sin problemas.

El tallo del cactus es la estructura principal de la planta. Se trata, básicamente, de su cuerpo, el cual es grueso y por lo general de color verde, ya que son los encargados de hacer la fotosíntesis debido a la escasez de hojas en el resto de la planta.

Otra parte de los cactus es la areola, es una estructura que se encuentra sobre los podarios de la planta. Por lo general la areola se encarga de mantener dos zonas de crecimiento: una en la parte superior, que es donde se suelen formar las flores, y otra en la parte inferior.

Las flores del cactus son solitarias y por lo general hermafroditas. Los pétalos dela flor suele estar puestos en forma de espiral. El fruto del cactus normalmente es seco.

Algunas especies de cactus son cultivadas en América como plantas de interior y también para jardines decorativos. También hay otras variedades que producen un fruto dulce y rico, motivo que lleva a que sean cultivadas.


Artículos Relacionados