Caminar a la escuela: un gran beneficio para los niños


Puede sonar algo tonto, pero caminar a diario es bueno, incluso si se trata solamente de una pequeña caminata hasta la escuela. En las sociedades actuales los niños tienden a permanecer más tiempo en casa usando la computadora, tablet o mirando la TV, y eso se está convirtiendo en un problema, más aún si tenemos en cuenta que los medios de transporte modernos no benefician su salud como sí lo hacen otros como la bicicleta por ejemplo. Algo tan simple como caminar hasta la escuela puede convertirse en una buena actividad no solo para los niños, sino también para la ecología por supuesto, ya que evitamos el uso del coche o la motocicleta.

Caminar a la escuela: un gran beneficio para los niños

 

Un estudio realizado en Reino Unido ha indicado que caminar hasta la escuela o colegio puede ayudar a mejorar el rendimiento. Caminar es una actividad que mantiene a los niños más alerta y enfocados, principalmente si concurren en el turno matutino. Eso no es todo, porque también ayuda a reducir el estrés y mejora la creatividad.

Esta actividad también se convierte en una experiencia única, ya que el niño comienza a pensar en forma más independiente, lo cual le ayuda a ganar confianza para tomar decisiones por su cuenta. Si el niño aún es muy joven, una buena opción es que varios vayan en grupo acompañados por un mayor por ejemplo.

Caminar a la escuela también es una forma de que los chicos pasen más tiempo al exterior, y además se convierte en un pequeño ejercicio diario. La obesidad en los niños se está convirtiendo cada vez en un mayor problema en los países desarrollados. Según el Departamento de Educación de California, al mejorar la actividad física también puede mejorar el rendimiento académico.

Como podrán ver, caminar tiene muchos beneficios, tanto para el cuerpo como también para el bolsillo y el medio ambiente.


Artículos Relacionados