Chatarra


chatarra

La chatarra, y que hacemos con ella

La chatarra son los materiales no deseados o inútiles. La chatarra también es un residuo que ha sido manejado de manera inapropiada.
En biología, es una de las muchas sustancias no deseadas o toxinas que son expulsadas de los organismos vivos, como la urea, el sudor o las heces.
Las composiciones de la chatarra ha variado con el tiempo y lugar, ya que el desarrollo industrial y la innovación están directamente vinculados a ella. Ejemplos de ello son los plásticos y la tecnología nuclear. Algunos componentes de la chatarra tienen un valor económico y pueden ser reciclados una vez recuperado correctamente.
Lo chatarra es a veces un concepto subjetivo, porque los elementos que algunas personas descartan tienen valor para a los demás. Se reconoce ampliamente que la chatarra es un recurso valioso.
Hay muchos tipos de chatarra, entre los que destacan:

• Residuos domésticos, residuos industriales, residuos de demolición
• Residuos peligrosos (industriales, nucleares, etc)
• Residuos Bio-Medicos
• Residuos eléctricos y electrónicos

Definición básica de chatarra

La chatarra es material que no es un producto primario y que ha dejado de tener utilidad en términos de sus propios fines de la producción, transformación o consumo, y del uno quiere deshacerse. La chatarra puede ser generada durante la extracción del producto primario, la transformación del producto primario en producto intermedio y finales, o por el consumo de los productos finales, y otras actividades humanas.

Costos ambientales de la chatarra
La chatarra atrae roedores e insectos que albergan parásitos gastrointestinales, fiebre amarilla, gusanos, peste bubónica y otras enfermedades para los seres humanos.
La exposición a chatarra; en particular cuando se queman; puede causar otras enfermedades, incluyendo diversos tipos de cáncer.
La chatarra puede contaminar las aguas superficiales, aguas subterráneas, el suelo y el aire, causando más problemas para los seres humanos.


Artículos Relacionados