China aprueba plan para limpiar sus principales cuencas


Sin duda que la contaminación que hay en las ciudades de China no es un secreto para nadie, y todo el mundo se centra en el daño que produce el smog y más aún el de la ciudad de Pekin, pero nadie parece darle mucha importancia a la contaminación del agua que no deja de ser tan grave como la del smog.
China está haciendo su mayor esfuerzo para atacar los problemas ambientales que presenta hoy en día, para tomar acción con la contaminación del agua que viven ahora, el Consejo de Estado aprobó un plan el pasado 16 de abril con el fin de conseguir que los siete ríos principales, incluyendo el Yangtze y el Amarillo, estén en un 70% para su uso antes del año 2020.

Para dar más fuerza al plan, ordena la eliminación de las aguas toxicas de las ciudades, además se castigaran a los altos cargos de las empresas que cometan errores o infrinjan la ley de este nuevo plan, también ordeno realizar una especie de lista negra donde se registraran e informaran periódicamente las ciudades que se encuentren con aguas más contaminadas.

china-aprueba-plan-para-limpiar-sus-principales-cuencas

Con este nuevo plan, el país pretende avanzar más en la lucha contra la contaminación ambiental, además que el plan será objeto de traer nuevos inversionistas tanto locales como extranjeros expertos en limpiezas de aguas contaminadas.

Pero no solo hay que preocuparse por las aguas contaminadas o los desechos tóxicos de las industrias, tenemos que recordar que la mitad de la población de china es de tipo rural, donde el uso de abono, fertilizantes y otros factores químicos han convertido el agua en un recurso no potable para muchas zonas del país.

Si bien el smog es el protagonista de los titulares de muchos periódicos nacionales e internacionales, la contaminación del agua no parecer ser tan importante como el smog, siendo éste en ocasiones es un problema con más fuerza. Sin embargo, en diferentes ocasiones se han recordado de la seriedad de la contaminación acuática, como cuando varios ríos estaban de color rojo o azul por los desechos tóxicos que vertían en ellos o cuando en el año 2013 cientos de cerdos aparecieron muertos en la cuenca del Yangtze (cuenca que está en el objetivo del plan).

La contaminación acuática ha llevado hoy día a varias poblaciones a cavar más hondo en busca de agua más limpia y potable, acto que agrava más la situación con respecto a la sequía y la escasez del agua y más en las zonas áridas del país.

El plan tiene como objetivo principal limpiar las cuencas de Yangtze, el Amarillo, el Hai junto a otras, que son donde vive la mayor parte del país, y otro objetivo, es que el 90% de las aguas de todas las ciudades de China sea potable para finales del 2020.


Artículos Relacionados