Ciclo del agua


Ciclo del agua

En el planeta Tierra, el agua constantemente está atravesando un ciclo, el cual obviamente recibe el nombre de ciclo del agua. En este mundo es posible encontrar agua en tres estados distintos: en estado sólido, es decir en forma de hielo y nieve; también en estado líquido y finalmente en estado gaseoso (vapor). Los océanos, los mares, los ríos, las nubes e incluso la lluvia constantemente están pasando por este ciclo.

¿Qué es el ciclo del agua?

Es el ciclo de transformación del agua. El agua que se encuentra en la superficie terrestre se evapora, lo cual le permite llegar hasta las nubes, desde las cuales luego baja en forma de precipitación para volver a la superficie e iniciar el ciclo nuevamente.

Las fases del ciclo del agua

Se puede decir que el ciclo del agua consta de un total de 6 fases, las cuales veremos a continuación:

1) Evaporación: el agua que se encuentra en la superficie (océanos, ríos, capa superior del suelo, plantas, etc.) se evapora. Al transformarse en vapor, su peso disminuye y logra subir hasta la atmósfera. Esta parte del proceso prácticamente no puede ser vista.

2) Condensación: el agua (vapor) que sube hasta la atmósfera se condensa, formando así las nubes, las cuales están formadas por cientos de miles de gotas.

3) Precipitación: las gotas se condensan y se unen para formar gotas mayores, las cuales caen hacia la superficie. Generalmente caen en forma de lluvia, aunque también puede caer nieve o granizo.

4) Infiltración: el agua que cae llega hasta el suelo y penetra en él a través de sus poros, pasando a ser subterránea. Una parte del agua caída es utilizada directamente por las plantas o a veces por las personas.

5) Escorrentía: el agua se desliza a través de la superficie, pero bajo el suelo. La forma de desplazamiento depende del tipo de suelo.

6) Circulación subterránea: el agua se sigue desplazando bajo la tierra y es absorbida por las raíces de la vegetación o va a parar a distintas masas de aguas como mares o ríos, reiniciando el ciclo.

El Ciclo hidrológico o ciclo del agua es de gran importancia, ya que permite que el agua pase a través de los distintos ecosistemas del planeta Tierra. Durante el ciclo del agua, este elemento pasa por distintas secciones de lo que sería la hidrósfera terrestre. Durante el mismo, diversas reacciones químicas se producen y el agua en sí pasa por distintos estados físicos.

Se puede decir que el ciclo comienza en ríos y mares, donde el agua se evapora y se eleva hasta las nubes. Allí, se produce la lluvia, la cual hace el agua vuelva a la superficie nuevamente. Parte del agua atraviesa montañas hasta regresar a los ríos, mares y arroyos desde donde se evaporó, comenzando así un nuevo ciclo. Una parte de la misma también penetra hacia el suelo terrestre, donde es absorbida por la vegetación o bien termina en una masa de agua mayor.


Artículos Relacionados