Clímax


Clímax (ecología)

El clímax para la ecología

En ecología, el término Clímax refiere a la situación más estable que es capaz de lograr un cierto ecosistema, esta situación no puede ser mejorada aún más o estabilizada más por el simple hecho de que ya ha llegado a su punto máximo.

Ejemplifiquemos esto:

Imaginemos un desierto ecológico, es decir una nueva tierra que se ha formado debido al enfriamiento de magma luego de una erupción volcánica, desde el primer momento la vida empieza a tomar este lugar. Las especies que colonizan este lugar empiezan a relacionarse entre ellas, de forma tal que se forma un ecosistema, aunque muy frágil y con poca vida. Lentamente, el ecosistema ve evolucionando y madurando, de forma tal que es capaz de adaptarse al entorno así como adaptarlo a este a sus propias necesidades. El ecosistema continua su evolución, la cual tiene como objetivo llegar a un equilibrio, aprovechando de la mejor forma posible los recursos de los que dispone, mejorando el nivel trófico y obteniendo una mayor complejidad.

Este ecosistema ha llegado al punto máximo de equilibrio al haber logrado el nivel máximo de relaciones tróficas, por lo tanto, se puede decir a la perfección que ha llegado al clímax y la comunidad que lo habita es llamada comunidad clímax.


Artículos Relacionados