Colombia apuesta por un nuevo método de bioconstrucción


Los estudiantes de la rama Ingeniería de la Universidad Nacional de Colombia, están llevado a cabo un proyecto, gracias a una planta transformadora de residuos sólidos, denominado “Tumaco Green Home”. El objetivo de este nuevo proyecto, es mejorar las viviendas de la localidad de Tumaco mediante la producción de una especie de ladrillos que se forman a partir de residuos plásticos reciclados y poliestireno expandido.

Tumaco, es la segunda ciudad más grande de la costa pacífica colombiana, cuenta con 171.300 habitantes y está situada en una de las zonas del país con más riesgo de tsunamis e inundaciones. Gracias a esta iniciativa, todas las casas palafíticas de la zona (casas de madera construidas sobre el mar), se reconstruirán con materiales de bajo coste y podrán ser reubicadas en tierra firme.

Colombia apuesta por un nuevo método de bioconstrucción

Yuliana Ramírez, una estudiante de Ingeniería de Petróleos de la Universidad Nacional de Colombia, con sede en Tumaco, afirma que la construcción de cada una de estas viviendas, las cuáles serán de 36 metros cuadrados, podrán hacerse en tres días cada una y con un coste que rondará la cifra de poco más los 3.000 dólares. “Con esto buscamos mejorar los factores ambientales, económicos y sociales de las personas que viven en riesgo, a las orillas del mar” mencionó Yuliana.

Este material, que se crea a partir de residuos reciclados, es resistente a la humedad, algo muy importante en una zona como esta, y se obtiene mediante una recolección de los elementos de lavado, selección y triturado, los cuales posteriormente pasan por una máquina que los funde, obteniendo así una mezcla que se inyecta en moldes metálicos con forma de ladrillos de 30 por 10 centímetros llamados Cax.

Steven Mendoza, estudiante de Ingeniería Mecánica, también en la sede de Tumaco, aseguró que según la planta recicladora Tresol, en el municipio se vierten unas 30 toneladas de residuos plásticos y demás derivados a diario, de ahí la importancia que cobra el proyecto, ya que permitirá utilizar esos desechos y reciclarlos para formar un proyecto de ayuda a las personas  de Tumaco que lo necesitan. La iniciativa, fue recogida y estudiada por la Cámara de Comercio de Tumaco, y el nuevo plan que están organizando estos estudiantes, es conseguir el apoyo, tanto del Gobierno como de las ONG para poder continuar con el proyecto de bioconstrucción en Tumaco.


Artículos Relacionados