Cómo tener una mascota más ecológica


No es que las mascotas sean exactamente un agente contaminante y nocivo para el medio ambiente, pero sin dudas podemos tener una que sea un poco más ecológica, pero para eso no debemos cambiar algunos de sus hábitos, sino algunos de los nuestros.

Cómo tener una mascota más ecológica

 

Adoptar

Primero que nada es importante dejar de lado la compra de ese gatito o perrito que tanto te gusta, y en su lugar adoptar una mascota de un refugio o, directamente, una de la calle. En el mundo ya hay gran cantidad de perros y gatos sin hogar y no necesitamos que sean más.

Castrar

Una razón que lleva a que cada vez haya más gatos y perros en las calles es que la gente no castra a su mascota, y se trata de uno de los métodos más sencillos y efectivos de frenar la sobrepoblación.

Productos ecológicos

Si tenemos una mascota, principalmente un perro, es probable que también tengamos un shampoo para cuando le toca bañarse, o bien un perfume para luego del baño, o cualquier cosa parecida. Existen variedades ecológicas de estos productos y se pueden encontrar en la mayoría de las veterinarias.

Premios

Cada vez que le compras un premio a tu mascota, es decir, alguna golosina para mascotas, un pedazo de tarta, una galleta, etc. solo contribuyes a generar más contaminación a largo plazo. En vez de eso es mejor crear tus propios premios. Consulta al veterinario sobre qué tipo de premios puedes cocinar o preparar para tu mascota.

Aprovechar los desperdicios

Las heces de tu mascota tienen su uso, no es necesario arrojarlas a la basura. Si tienes un jardín o similar son ideales para incorporar en el compost (abono). Solo ten en cuenta que si incorporas heces de perro en un abono, el mismo solo debes ser usado en plantas que posteriormente no vas a consumir.

¿Tienes alguna otra idea para tener una mascota más ecológica? Compártela con nosotros en un comentario.


Artículos Relacionados