Consecuencia: Calentamiento global hace que se retrase el crecimiento de las hojas de los árboles


El calentamiento global es una de las causas más polémicas en cuanto a causas negativas para el medio ambiente. Su reciente aumento descontrolado, influye negativamente en muchos aspectos de la naturaleza, por ejemplo en el deshielo de los glaciares y el aumento del nivel de mar. Últimamente, se han comparado algunos datos en los árboles y algunas plantas, y estos datos nos demuestran que el calentamiento global también afecta algo que quizá nunca pensábamos.

Según datos de temperaturas de la estación primaveral de entre los años 1980 y 1994, las hojas abrían con 4 días de anticipación por cada grado aumentado. Estos datos fueron comparados con datos de el mismo período del año entre 1999 y 2013, los resultados muestran que las hojas brotaban con 2,3 días de anticipación, lo cuál supone una disminución de aproximadamente un 40%  de la velocidad con la cuál brotan las hojas de algunos árboles y plantas.

Árboles

Los científicos, explican que gran parte de esta disminución se debe a causa de los efectos de inactividad. Los brotes de los árboles comienzan a “descansar” en la estación de otoño, lo que es causado debido al período frío del invierno. Pero gracias a el calentamiento global, las temperaturas en el invierno a veces no son tan frías como se espera, lo cuál desestabiliza cada vez más a los árboles, quienes luego necesitan una mayor temperatura para que las hojas vuelvan a brotar, ya que los árboles deben “forzar” el desarrollo de las mismas y se debe esperar más tiempo para la salida de ellas.

Josep Pañuelas, un investigador del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) , señala: “Hemos observado que las hojas de los árboles europeos no brotan tan pronto como se pensaba porque necesitan acumular un cierto número de noches frías para despertar del estado de dormición invernal”.

Además, Josep añade: “Esta menor sensibilidad de los árboles al cambio climático, probablemente, se explica porque, durante el invierno, cada vez hace menos frío y las plantas necesitan acumular el frío necesario durante más tiempo para despertar del letargo invernal”.

Hojas en los árboles

También, al elevarse las temperaturas en invierno, las plantas se preparan para renovar sus hojas, pero se encuentran con una longitud del día insuficiente para lograrlo. Este efecto de retraso se denomina efecto “fotoperiodo”. El investigador del CSIC añade: “Las plantas están evitando que los brotes salgan antes de tiempo porque detectan las pocas horas de luz características del invierno. Gracias a este mecanismo, protegen los primeros brotes de los posibles daños de las heladas”. Esto puede causar que algúnos árboles tengan problemas con la salida de los brotes y sus hojas, si continúan subiendo las temperaturas en las estaciones frías.


Artículos Relacionados