Contaminación


Contaminación

Contaminación del medio ambiente

Contaminación, sin ella, de seguro que esta página no existiría. La contaminación es mala, y se produce cuando un contaminante se introduce en un ambiente natural y los desequilibra, desordena o daña. Dicho contaminante puede ser de varios tipos, incluyendo sustancias químicas y energías como por ejemplo la luz y el sonido. Siempre resulta como una alteración negativa del medio y normalmente es generado como consecuencia de la actividad humana, aunque también se puede producir de forma natural debido al aporte al efecto invernadero producido por los volcanes. La contaminación es un pilar importantísimo de la lucha que lleva adelante la ecología.

La multiplicación de agentes contaminantes guarda relación con el enorme consume de combustibles fósiles que tienen como resultado un aumento del efecto invernadero, además debido a la demanda de combustible puede haber derrames de petróleo, también el plástico que no sea bio-degradable se acumulará en la tierra y en el agua. Los contaminantes que causan la contaminación se dividen en varios grupos:

-Los no degradables: los que no se descomponen por procesos naturales. Como ejemplo podemos tomar al mercurio y al plomo. La mejor forma de tratar con ellos es no arrojándolos al medio ambiente y también reciclándolos para su posterior uso. Una vez que han comenzado su trabajo, la contaminación de ese entorno es un hecho prácticamente inevitable.

-Los de degradación lenta: los que tardan décadas o más años en descomponerse. Un claro ejemplo es el plástico.

-Los degradables: se descomponen rápidamente en un período corto de tiempo comparado con el resto.

-Los biodegradables: se descomponen debido a la acción de organismos vivos, los cuales suelen ser bacterias especializadas. Un ejemplo conocido son las agua residuales humanas que va a parar a un río.

Recordemos que todos los agentes contaminantes tienen su origen en una fuente determinada y son capaces de provocar todo tipo de enfermedades. La sociedad debe tomar conciencia del problema antes de que sea demasiado tarde. Nunca es tarde para luchar contra la contaminación, y podemos comenzar a hacerlo directamente desde nuestro hogar, recordemos que cualquier aporte, por muy pequeño que sea, es importante para combatir la contaminación. Reciclar, ahorrar agua, usar menos la electricidad, etc., son buenas formas de comenzar.

La historia de la contaminación es tan vieja como la humanidad misma, e incluso existía antes de que el ser humano apareciera en el planeta Tierra, aunque la aparición del ser humano sin lugar a dudas marcó un antes y un después, debido a que actualmente somos la especie más contaminante de todas y esto está perjudicando al planeta gravemente como bien sabemos. Las distintas industrias son los principales agentes contaminantes del mundo, y entre las más contaminantes están la ganadera, la del transporte y la petrolera. Los modos de vida actuales requieren que cada vez más contaminación sea producida para poder satisfacer la demanda de productos y servicios que realiza la población.

¿Qué opinas tú al respecto? ¿Crees que el hombre y la contaminación son dos elementos que van de la mano?


Artículos Relacionados