Denuncian a Louis Vuitton por la matanza de cocodrilos por sus pieles


Una de las practicas más oscuras dentro del mundo de la moda, y que es la responsable de múltiples demandas hechas a varias marcas de renombre a nivel internacional, se cobra la vida de muchas especies animales. El aprovechamiento de pieles de animales para la elaboración de productos de alta costura es una de las prácticas más criticadas de los fabricantes de ropa, bolsos y demás artículos de moda.

La organización estadounidense por los derechos de los animales (PETA) ha emitido una denuncia, hacía la firma de lujo Louis Vuitton, por la muerte de miles de cocodrilos para la confección de sus productos.

Información filtrada por empleados de la fábrica que sirve de instalación para el trabajo sucio que consiste en despojar a los animales de sus pieles, para luego estas ser procesadas a la siguiente etapa de producción, muestra un brutal vídeo que fue mostrado por PETA, y que fue grabado por los mismos empleados de la fábrica, en Vietnam, donde enseñan el fatídico destino de los cocodrilos que llegan a la instalación.

El video, comentado por uno de los trabajadores, cuenta la terrible experiencia de ver las ocasiones en las que los cocodrilos son sometidos a tales tratos, como el de a veces ver siendo despellejados los cocodrilos, mientras estos aún siguen con vida y estos agonizan por horas. Además, comenta que en otras ocasiones en las que a estos se le es abierta la cabeza, estando vivos, para luego matarlos al clavarles una vara de metal por el orificio para atravesar el cuerpo a través de la espina dorsal. Sin duda una escena de terror que para los más débiles de estómago sería como traer una película del género “gore” a la vida real.

“Las pieles de esos cocodrilos se usan para hacer bolsos de cuero de lujo, carteras y otros productos vendidos alrededor del mundo”, afirmó la directora asociada de campañas de PETA, Danielle Katz, en un comunicado.

La organización insistió en el caso de que el “exótico mercado de pieles” de Vietnam exporta alrededor de 30 mil pieles de cocodrilo, cada año, y que según estas son enviadas a las fábricas de Louis Vuitton, entre “otras marcas”. PETA también afirmó que un experto en reptiles acudió a la granja de procesamiento y aseguro que “confinan” a los animales durante 15 meses en habitáculos diminutos con condiciones “altamente restrictivas, poco estimulantes e inhumanas”.

 

 

Dinos que piensas acerca de esta noticia


Artículos Relacionados