Desarrollan turbinas eólicas más silenciosas




En un proyecto para el desarrollo de aerogeneradores y turbinas eólicas más silenciosas. Investigadores de las instituciones de: Lehigh, Virginia Tech, la Florida Atlantic University y la Universidad de Cambridge, han optado por estudiar la estructura y dinámica de las alas de los búhos. Esta elección es debida a que muchos búhos son capaces de cazar en un silencio muy efectivo, esto debido a que sus alas son capaces de suprimir el ruido a una frecuencia de 1,6 kilohercios, en el rango que puede ser escuchado por los humanos.

86_buhos

Al examinar las alas de diferentes búhos grandes, notaron que en la superficie de estas, poseen un interesante parecido con la estructura de un bosque, su pelaje el cual se eleva casi perpendicularmente hacia la superficie de la pluma, pero luego se doblan en la dirección del flujo para formar un dosel con púas interconectadas en las fibras cruzadas de sus puntas.

El equipo ha logrado, a través de experimentos físicos y teóricos, el uso de la copa de las plumas del búho como un modelo para inspirar su diseño de un ala de apego impresa en 3D, que es capaz de reducir en 10 decibeles el ruido producido por la turbina eólica, sin afectar la aerodinámica de esta.

La reducción de la rugosidad y el ruido, son puntos clave en sus investigaciones para un diseño que solucione dichos problemas. En particular, el ruido del borde de arrastre es frecuente en aplicaciones de baja velocidad y establece su nivel de ruido mínimo. También plantean la posibilidad de ser implicado su proyecto a otras situaciones aerodinámicas, como la del ruido generado por el aire que se filtra a través del espacio de las puertas y ventanas del automóvil.

86_turbinas_eolicas

“El más eficaz de nuestros diseños imita las fibras suaves del ala de un búho, pero con las fibras cruzadas eliminadas”, dice Justin W. Jaworski, autor de la investigación en la Universidad de Leihigh.

Al darse cuenta de que el uso de un dosel unidireccional (con las fibras cruzadas eliminadas) era el más eficaz, crearon un accesorio plástico impreso en 3D que consistía en pequeñas terminaciones que se pueden incluir en un ala. Con esto quieren poner en prueba la posibilidad de adaptar un diseño de ala, ya existente, junto con otras estrategias para la reducción del ruido, para así poder conseguir una supresión del mismo aún mayor de las que es capaz de ofrecer la de las alas del búho.


Artículos Relacionados