El primer auto impreso en 3D es ecológico


Los autos ecológicos se están volviendo más populares que nunca, pero el proceso de fabricación de los vehículos no resulta ser tan verde. Kevin Czinger, un diseñador de automóviles, recientemente ha dado un gran paso en ese aspecto: Czinger se dio cuenta de esta ironía y tuvo la idea de usar una impresora 3D para solventar el problema. El diseñador hizo que su compañía, Divergent Microfactories, creara una tecnología de impresión en 3D propia, la cual posteriormente usaron para crear el primer prototipo del Blade, el primer superauto impreso en 3D.

El primer auto imprimido en 3D es ecológico

 

Czinger dice que la sociedad ha tenido muy buenos avances en lo que refiere a la conciencia sobre el medio ambiente y su relación con los autos ecológicos. El problema de los autos ecológicos es que su proceso de fabricación no es para nada ecológico, más bien lo contrario, es muy contaminante. A través de su compañía Czinger busca cambiar eso, y cabe mencionar que va por buen camino ya que ha creado un auto impecable a partir de piezas impresas.

Divergent Microfactories ha logrado el objetivo de usar un proceso de fabricación que no sea negativo para el medio ambiente, y por supuesto es muy distinto al que usan la mayoría de las fabricantes de automóviles. La tecnología que ha desarrollado la compañía no solamente permite crear un auto en un espacio reducido, sino que además el proceso es bastante rápido.

El primer auto imprimido en 3D es ecológico

 

Czinger dice que el procedimiento que usan también es muy bueno porque reduce mucho la energía y materiales necesarios. El resultado de todo esto es el Blade, automóvil que pueden ver en la imagen. Se trata del primer superauto ecológico creado por medio de un proceso ecológico. Este automóvil es mucho más liviano que los tradicionales, sin mencionar que además es más resistente y muy rápido, ya que puede levantar velocidades de casi 100 km/h en solamente dos segundos.


Artículos Relacionados