Energía nuclear


Energía nuclear

Origen de la energía nuclear

La energía nuclear es una de las más famosas. La energía nuclear se libera a partir de reacciones nucleares, las cuales pueden ser espontáneas o bien artificiales. Pero el término de energía nuclear no abarca solamente esto, sino que la energía nuclear se aprovecha con muchos fines, incluyendo obtención de energía eléctrica y de otros tipos. Obviamente la energía nuclear puede ser aplicada con fines pacíficos o bélicos, como los que dieron fin a la Segunda Guerra Mundial. La energía nuclear no es sólo el resultado de una reacción, sino que, como ya dijimos, es algo mucho más amplio que puede ser manipulado por el ser humano y que puede incluso usarse en beneficio de la ecología.

Las reacciones que originan la energía nuclear se dan en núcleos de isótopos de ciertos elementos químicos, siendo la reacción más conocida la del uranio 235 ya que es con la que funcionan los reactores nucleares y además está la más habitual dentro de la naturaleza, la cual se da en el interior de las estrellas por fusión del deuterio-tritio.

La energía nuclear recibe muchísimos usos, desde la generación de energía eléctrica en las centrales nucleares hasta los análisis en arqueología y la medicina nuclear que se usa en hospitales, entre otros.

La principal característica de la energía nuclear es la alta calidad de energía que se puede llegar a obtener por unidad de masa de material utilizado en comparación con cualquier otro tipo de energía conocida por el hombre, aunque la parte sorprendente de todo esto es que entre el 86 y el 92% de la energía liberada se desaprovecha.

Los distintos accidentes nucleares que se han producido a lo largo de la historia, y por supuesto el uso de armamentos de índole nuclear, han llevado a que la energía nuclear sea muy mal vista. Entre los principales accidentes podemos destacar el más conocido de todos, el de Chernobil, que incluso hasta el día de se sigue cobrando víctimas debido a los niños que nacen con malformaciones y enfermedades; y también se puede destacar el accidente de Fukushima o desastre de Fukushima que tuvo lugar en 2011 en Japón, marcando una nueva etapa para la energía nuclear. Fue debido a este suceso que una gran cantidad de naciones decidieron comenzar a a dejas la energía nuclear de lado a la hora de producir energía eléctrica, ya que sin dudas hay mejores métodos para hacer eso, y por supuesto mucho más seguros tanto para los trabajadores como para la población en general.

Si bien la energía nuclear tuvo su época dorada hace algunas décadas, hoy en día no es muy bien vista como les comentábamos debido a los numerosos riesgos que vienen con ella. Aún así, hay ciertos usos que no son tan peligrosos como el que se realiza en las centrales nucleares, ya que la energía nuclear ha demostrado ser efectiva en algunos campos como la medicina por ejemplo, y también en el estudio de viejas obras arqueológicas por ejemplo.


Artículos Relacionados