Es prohíbida la publicidad de comida chatarra destinada a niño en UK


En motivo de su preocupación por la población más joven, el Reino Unido (United Kingdom o “UK”) ha decidido tomar nuevamente una decisión para procurar que la salud de los niños de edades entre 5 y 15 años (rango de edades más alarmante) no se vea tan amenazada como lo es actualmente. El territorio que conforma al Reino Unido es uno de los que tiene, en Europa, de las mayores tasas de obesidad en su población más joven.

La decisión fue tomada en diciembre del año pasado, dándose a conocer el anuncio de esta medida en contra de toda aquella publicidad que contenga “Comidas o Bebidas con Alto Contenido de Grasa, Sal o Azúcar” (o HFSS por su acrónimo referente en el idioma ingles) y que sean destinadas para los más jóvenes. Esta medida fue anunciada el jueves 8 de diciembre de 2016 por el organismo que regula la publicidad.

La “Comisión de Practicas Publicitarias” (CAP), es el organismo que dio a conocer el anuncio, justifica el porqué de la medida tomada por el gobierno, citando un informe que revela que los niños británicos de entre 5 y 15 años actualmente pasan más de su tiempo en internet que viendo televisión, medio por el cual ya se había tomado medidas idénticas. Ahora, han llevado la esta medida a otros medios de información en los que se haya hecho uso de este tipo de publicidad y con tales destinatarios.

El coordinador de la “Campaña para la alimentación infantil” (Children’s food campaign), Malcolm Clark, se congratuló por la decisión de la CAP y a compartido su opinión al respecto: “El CAP ha escuchado finalmente las voces de padres y profesionales sanitarios, tras años resistiendo imponer medidas más duras”.

Clark y otros activistas plantearon la posibilidad de ir aún más lejos con esta decisión. Refiriéndose de una forma más específica para también hacer lo mismo con la publicidad en programas teóricamente para adultos, como los concursos de talento que se transmiten por televisión en horario nocturno, y que son también muy populares entre los más jóvenes.

Además, tienen previsto que las autoridades británicas planean gravar los refrescos con un impuesto especial, esto pese a la oposición provocada por los fabricantes.

 

La medida va a empezar a tener funcionalidad a partir del mes de julio de este año, y la cual afectará tanto a Internet como medios impresos.

 
¿Qué piensas sobre la medida tomada por el Reino Unido?


Artículos Relacionados