España: Reciclaje en estas fiestas




Un año más, llegó la época de las fiestas Navideñas. En las fiestas muchas familias de todo el mundo se reúnen a compartir experiencias, pasar un rato juntos, y festejar las fiestas.

Pero a pesar de ser una ocasión agradable y muy esperada, las fiestas contribuyen a incrementar tanto la generación como el reciclaje de los residuos. Es el caso concreto de los residuos de papel y cartón, en los cuáles se estima un importante incremento, sobre todo en cuanto a los envases y embalajes se refiere, motivado por el aumento del consumo propio de estas fechas con crecimientos de las ventas de entre el 5% y el 7% durante estas semanas navideñas.

Durante esta campaña navideña, en España se están realizando campañas con el fin de recuperar más de 35.600 toneladas de papel y cartón, un 11% del total anual, e incentivar a que cada español recicle una media de 1,8 kilos de papel y cartón, lo que supondrá un aumento de la recogida de papel y cartón del 14% entre Navidad y Reyes, más de 4.500 toneladas, con respecto al año anterior. Además, con esto, al reciclas esas cantidades significativas de papel y cartón, se logrará una reducción de más 33.000 toneladas en las emisiones de CO2 a la atmósfera.

España: Reciclaje en estas fiestas

La media anual de reciclado de papel y cartón en España, está situada en unos 17 kilos por persona. Según los últimos datos disponibles, correspondientes al año 2014, gracias al esfuerzo realizado por los ciudadanos, se gestionaron 340.297 toneladas de papel y cartón procedentes de la recogida selectiva municipal y se evitó la emisión a la atmósfera de 314.000 toneladas equivalentes de CO2, reduciéndose el porcentaje de residuos que se envían a vertedero, disminuyendo los gases de efecto invernadero y ahorrando valiosos recursos al utilizar materiales reciclados en vez de materias primas en los procesos de producción.

El sector encargado de la gestión de recuperación, reciclado de papel y del cartón, transforma los residuos de papel y cartón que depositan los ciudadanos en los contenedores para materiales reciclados, que posteriormente son consumidos por las fábricas de papel, generando un beneficio económico y medioambiental, que es posible gracias a la nueva cultura de participación ciudadana por el beneficio del medio ambiente.

Acabar el año que se va y empezar el nuevo que entra reciclando de una manera activa, es parte de ese espíritu navideño que nos anima a luchar por un mundo más eficiente, sostenible y ecológico.


Artículos Relacionados