Esta técnica para controlar plagas le resulto muy efectiva




Rafael Luis Enrique Marcelo, es un hombre de 82 años, con el espíritu de alguien de 30, apasionado por la agricultura, su principal afición es la de cuidar su invernadero. 12 horas al día, es lo que trabaja este hombre para estar al tanto de cómo se encuentran sus cultivos, los cuales consisten en algunos vegetales y flores. Pero lo más interesante de todo esto es que ha desarrollado por sí mismo, una técnica para controlar las plagas que podrían poner en peligro sus cultivos, ¿cuál es su secreto?, Marcelo comenta que el usa aves, para ser más específico pollos. Comenta que, “Vi que se dedicaban a comer insectos y pasto y no picaban los tomates. El resultado es asombroso. Las polillas del tomate las cazan al vuelo así que con ellos controlo los bichos y la maleza”.

Una táctica que le ha estado sirviendo a un año de haberse dado de cuenta que las aves no les interesaban sus tomates y ajos, y que lo que les interesa es cazar a los insectos para alimento, a lo cual agrega que “Una vez que crecen hay que sacarlos porque escarban y como tengo invernadero por surcos, los borran. Y si se portan mal, se van a la olla”. Aprendió que colocando malla en la parte baja del invernadero, pueden permanecer los pollos y no ingresar las gallinas.

El da su recomendación sobre que “para un invernadero de 40 metros x 12, con 12 pollitos tengo suficiente. Hay que irlos renovando para que no escarben. Además hice una casita para que un chercán hiciera su nido dentro del invernadero. Él vuela a buscar la comida para sus crías y esa comida son los bichos que tengo dentro del invernadero”.

El director de INDAP, tras conocer a Marcelo, reconoció su trabajo: “es destacable su energía para sacar adelante la actividad agrícola y además para producir con calidad sin usar fertilizantes. Hemos visto un ejemplo del cariño por el trabajo que realiza y eso se nota en su actividad productiva”. INDAP le facilita al agricultor materiales para el invernadero y la construcción de un acumulador de agua. Además, él recibe asesoría técnica a través del Programa de Desarrollo Local (Prodersal).

“Tengo principalmente tomates y flores. Hago toda la pega solo, porque los obreros trabajan por mucha plata, no se puede competir con lo que pagan las forestales. Recomiendo los invernaderos para las personas de más edad, porque los mantiene muy activos”, aseguró Marcelo, quien parece respirar juventud cada minuto que se la pasa en el invernadero, donde cultiva la comida para él y su familia.

 

¿Qué te parece la táctica de Rafael para el control de plagas?


Artículos Relacionados