Fuleco: el armadillo del Mundial Brasil 2014


Fuleco: el armadillo del Mundial Brasil 2014

Fuleco, la mascota del Mundial de Brasil 2014, está basado en un armadillo sudamericano conocido popularmente como armadillo bolita. Este pequeño animal, que mide unos 50 centímetros de largo, se convierte en una bolita cuando siente peligro, siendo protegido por su duro caparazón y adquiriendo una forma esférica. Por este motivo ha sido escogido como mascota de la Copa FIFA 2014.

El armadillo bolita es un animal en peligro de extinción: suele vivir en el norte del país, también en Paraguay y en Argentina. Se ha visto amenazado tanto por la caza como por la destrucción de su hábitat natural, lo cual amenaza su supervivencia.

Una ONG brasileña propuso a la FIFA que se adoptara al armadillo bolita, o tatú bolita, como mascota oficial para la Copa. Brasil, un país de grandes selvas y bosques, obligatoriamente tenía que vincular la competencia con la ecología, y al final el animalito fue escogido. La idea es promover la protección de los distintos hábitats de este armadillo y de otros animales.

El armadillo bolita pesa menos de 1 kilogramo, se alimenta principalmente de hormigas, también come raíces y frutas. Ha recibido el nombre Fuleco debido a que combina los términos “fútbol” y “ecología”.

Si bien Fuleco ha sido muy usado para promocionar el mundial, hasta ahora el personaje no ha hecho referencia a la situación de su especie ni a la destrucción de los hábitats naturales. La FIFA permite que toda clase de productos sean vendidos con representaciones de Fuleco, pero lo cierto es que de esas ganancias nada es destinado a la protección del tatú.

La FIFA obviamente trata de defenderse, indicando que usar al armadillo como imagen de la Copa ha permitido que la gente tome conciencia sobre la situación.

¿Qué opinas sobre este asunto? ¿Crees que el animal recibirá más protección y se destinarán fondos a su conservación ahora que su situación se ha hecho más conocida?


Artículos Relacionados