Hidrocarburos aromáticos policíclicos


hidrocarburos aromáticos policíclicos

Información sobre los hidrocarburos aromáticos policíclicos

Los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), también conocidos como hidrocarburos poli-aromáticos, son potentes contaminantes atmosféricos que se componen de anillos aromáticos fusionados y no contienen heteroátomos. Los HAP son grandes enemigos de la ecología. El naftaleno es el ejemplo más sencillo de los HAP. Los HAP están presentes en el petróleo, el carbón, y los depósitos de alquitrán, y se producen como subproductos de la combustión de combustibles (ya sea combustibles fósiles o biomasa). Además de ser contaminantes, son motivo de preocupación debido a que algunos compuestos han sido identificados como cancerígenos, mutagénicos, y teratogénicos. Los HAP también se encuentran en los alimentos cocinados, ya que varios estudios han demostrado que en la carne cocinada a altas temperaturas como en la parrilla o barbacoa, y en el pescado ahumado existen altos niveles de hidrocarburos aromáticos policíclicos. También se encuentran en el medio interestelar, en cometas y en meteoritos.

Ocurrencia y la contaminación de los hidrocarburos aromáticos policíclicos

Los HAP son lipofílicos, es decir, se mezclan con más facilidad con el aceite que con el agua. Los compuestos más grandes son menos solubles en agua y menos volátil (es decir, menos propensos a evaporarse). Debido a estas propiedades, los HAP en el medio ambiente se encuentran principalmente en suelos, sedimentos y sustancias oleosas. Sin embargo, son también un componente de interés en la materia de partículas suspendidas en el aire.
El petróleo crudo natural y los yacimientos de carbón contienen cantidades significativas de hidrocarburos aromáticos policíclicos, que surgen de la conversión química de las moléculas de productos naturales, como los esteroides, a los hidrocarburos aromáticos. También se encuentran en los combustibles fósiles que también se forman por la combustión incompleta de combustibles que contienen carbono, tales como madera, carbón, diesel, grasas, el tabaco y el incienso.
En cuanto a la salud humana, la EPA ha clasificado 6 compuestos de HAP como carcinógenos: el benzo antraceno, el benzo pireno, el benzo fluoranteno, el benzo fluoranteno-criseno, el dibenzo antraceno y el indeno pireno.
La alta exposición prenatal a los HAP se asocia con un menor coeficiente intelectual y el asma infantil, bajo peso al nacer, parto prematuro, y malformaciones del corazón.

Te gusto nuestro artículo sobre los hidrocarburos aromáticos policíclicos?


Artículos Relacionados