Iniciativa ecológica en cadena de supermercados


Desde que la cadena de supermercados Sainsbury y la empresa de reciclaje ReFood formalizaron un acuerdo de colaboración, el cual se anuncio en mayo de 2015, 10 tiendas de la cadena de supermercados de Reino Unido han visto aumentar considerablemente sus niveles de energía renovables a través de un proceso de digestión anaeróbica, lo cual a su vez les permite disfrutar de un descenso en sus facturas de consumo energético.

Iniciativa ecológica en cadena de supermercados

Paul Densham, de supermercados Sainsbury, dijo que “para nosotros, aumentar la sostenibilidad de nuestras tiendas en el Reino Unido es un aspecto clave y estamos llevando a cabo importantes progresos para reducir los desperdicios de alimentos. Esta colaboración nos permite reciclar nuestros residuos alimentarios de manera eficiente, creando energía renovable en su lugar”.

Una declaración de la empresa colaboradora ReFood, es el haber confirmado que dentro de los próximos 12 meses se estará uniendo un número de 6 tiendas más de la firma dentro del territorio del Reino Unido, que contarán con la instalación de motores que combinen calor y fuerza para generar energía de los gases refrigerantes, lo cual se puede venir traduciendo como el descenso en el consumo energético de otras fuentes que no sean renovables.

Iniciativa ecológica en cadena de supermercados

Otra de las ayudas que se ofrece a los supermercados Sainsbury a través de esta colaboración, es que estos tienen la tarea de no enviar más residuos de alimentos a los vertederos de la zona, buscando de esta forma, claro esta, una solución alternativa de que hacer con dichos residuos. Además de llevar acabo un estricto sistema que planteará la redistribución de aquellos alimentos que todavía puedan consumirse, para que estos puedan ser enviados a asociaciones caritativas o granjas locales.

Esta colaboración permitirá entre las dos firmas buscar las maneras de como ayudar a las tiendas en cuestión, y próximas en participar, maneras de como reducir cada vez más la cantidad de residuos de los productos alimenticios. Una de las soluciones a la problemática se llevo a cabo a principios de año, en donde los supermercados Sainsbury anunciaron el lanzamiento de ofertas en algunos de los productos con el fin de aumentar el consumo y evitando de esta manera que no se produjera la perdida de más alimentos.

Iniciativa ecológica en cadena de supermercados

Esta colaboración le permitirá a la cadena de supermercados poder aprovechar los beneficios de ser más ecológicos, lo que permitirá reducir consumos y perdidas de alimentos. Por lo que se encuentran en la espera de la inclusión de otras 6 tiendas de Sainsbury para que formen parte del plan y buscando nuevas ideas para acabar con el problema de los residuos.

Déjanos tu opinión sobre esta iniciativa.


Artículos Relacionados