Japón y las estaciones de carga eléctrica


La industria de automóviles busca efectuar siempre cambios progresivos que mejoren la experiencia automovilística. Son cada vez más estas industrias que se adentran en el negocio de autos eléctricos, a una época donde lo importante de hacer una inversión más económica, junto a una ayuda al medio ambiente se ve como una propuesta bastante buena. Pero también la transición es algo lenta, para el publico que esta pasando de los autos convencionales a los eléctricos, considerando que todavía son muy superiores los puestos de autoservicio convencionales que a los especiales para autos eléctricos.

Japón y las estaciones de carga eléctrica

He ahí donde entra la nación de Japón, con una capacidad de progreso que es de respeto por los demás países, Japón ha llegado a posicionar un número mayor de 40.000 estaciones de carga, entre publicas y privadas, a comparación de las 34.400 estaciones de servicio esparcidas a lo largo de las carreteras y calles del territorio japonés, además de que es lógico que opten por un servicio cuyo coste de carga en un garaje cuenta menos de 2.000 euros y cuando en una gasolinera son unos varios cientos de miles de euros.

Aunque es en verdad importante este cambio de tendencia, en Japón, aun se espera el poder contar con más puntos de carga públicos que gasolineras en el territorio, lo cual significará que la Administración Publica también confié en los autos eléctricos.

Se ha convertido en un gran negocio por parte de los fabricantes, los cuales hasta hace un tiempo no se habían metido con el negocio de repostaje, pero viendo el potencial de este sector intentan ahora el cubrir todas los aspectos posibles que tengan que ver con el aprovisionamiento del coche eléctrico; cubriendo la producción de baterías, tecnología, diseño, ventas y recarga. Como también hay quienes se unen a nuevos futuros planes para la creación de medios de carga rápida y formas de mejorar la experiencia de manejo para los conductores en casos de mayores distancias a recorrer.

Japón y las estaciones de carga eléctrica

Un proyecto iniciado por la empresa fabricante de Alemania, BMW, consiste en convertir las farolas de las calles en puntos de carga. Este proyecto se le ha bautizado con el nombre “Light and Charge”, el cual se tiene planeado llevar a cabo sus primeras pruebas en un ambiente real de ciudad, en las calles de Múnich, Oxford y Los Ángeles, como también se habla de la posibilidad de llevarse luego acabo en las calles de Londres y Berlín.

Déjanos tu opinión sobre este interesante proyecto.


Artículos Relacionados