Matorrales


Matorrales

Los Matorrales

Los matorrales, también llamados matojales, son campos que se caracterizan por poseer una vegetación dominada principalmente por la presencia de arbustos. A menudo, en los matorrales también vamos a encontrar césped y algunas hierbas y plantas. Los matorrales pueden aparecer como consecuencia de la actividad del hombre, aunque los matorrales suelen ser lugares inadecuados para que los habiten las personas, más que nada debido al peligro de posibles incendios.

Los arbustos de los matorrales son plantas ramificadas como un árbol, pero su altura no suele superar los 8 metros y la mayoría de los arbustos son bastante pequeños, aunque todos ellos cuenta con numerosos tallos. En los matorrales, si el follaje ocupa un 70% del área o más, se dice que ese es un matorral cerrado.

Existen además algunos tipos de matorrales como por ejemplo el matorral xerófilo. Este tipo de matorrales se encuentra en zonas semidesérticas y de suelos arenosos por lo general. Las plantas que encontramos en estos matorrales están adaptadas a la escasez de agua, tienen hojas, las espinas (como los cactus) les ayudan a protegerse ante los animales y son capaces de almacenar mucha agua.

Otro tipo de matorrales son los matorrales mediterráneos. Estos suelen encontrar junto a los bosques mediterráneos y se hayan, obviamente, en lugares con clima mediterráneo. Los matorrales suelen ser vistos con más frecuencia en zonas cercanas a las costas y por lo general se adaptan al viento cargado de sal y el agua del mar.

Otras zonas donde hay matorrales es en regiones semiáridas, lugares en los que el suelo no tiene muchos nutrientes. Un ejemplo de esto son muchos matorrales ubicados en Portugal y en Forida, en Estados Unidos.


Artículos Relacionados