Meteorización


Meteorización

La Meteorización

Quizá no muy conocida por muchos a excepción de los geólogos y personas con interés por el suelo y los tipos de suelos, la Meteorización es definida, en forma simple, como la desintegración o la descomposición de una roca en la superficie del planeta Tierra o cerca de la misma. La Meteorización tiene su origen en la exposición de las rocas a los agentes de la atmósferas terrestre y a los agentes físico-químicos, pudiéndose apreciar en algunos casos la intervención de agentes biológicos.

Tipos de Meteorización

Los tipos de Meteorización son, a grandes rasgos, tres:

-La Meteorización física: produce una desintegración o ruptura de la roca, pero no afecta a lo que es su composición química o a sus minerales. En este proceso, la roca de a poco se va deshaciendo en pedacitos cada vez más pequeños. Solamente cambian las características físicas de la roca, pero no las químicas.

-La Meteorización química: produce la transformación química de la roca, haciendo que se pierda la cohesión y alterando a la roca en sí. Se da en procesos donde intervienen el vapor del agua, el oxígeno y también el dióxido de carbono.

-La Meteorización biológica: algunos seres vivos pueden transformar las rocas. Las raíces de algunas plantas y árboles puede atravesarlas en las grietas, segregando sustancias químicas que alteran a la roca. También algunos animales como los topos y las termitas pueden alterar las rocas de la superficie.


Artículos Relacionados