Navidad ecológica


Navidad ecológica

En nuestro artículo anterior les he mostrado un árbol de Navidad hecho con latas, así que se me ocurrió dar algunas pistas y consejos para tener una Navidad ecológica.

Obviamente debes reciclar todo lo que se pueda, y recuerda que muchas de las cosas que acaban en el tarro de basura de tu casa te pueden servir. Recuerda también que la ecología envuelve un menor consumo de energía eléctrica, así que cuantas menos luces navideñas uses, mejor. Si lo deseas puedes usar velas para iluminar tu casa durante la Noche Buena, son baratas y menos contaminantes que la luz eléctrica.

Algunas ideas para árboles: aquí puedes ver un ejemplo de árbol navideño ecológico hecho con latas. También podrías usar botellas plásticas o incluso botellas de vidrio. Recuerda que el color predominante debería ser el verde. Solamente hay que colocar los elementos de la forma que se ve en el árbol de más arriba, el que está hecho de botellas verdes.

Hay distintas formas de tener una Navidad ecológica. Durante esta época del año, la gente suele salir a comprar mucho, impulsada por supuesto por la gran cantidad de publicidad que inunda las calles. Obviamente un consumismo de este tipo no es nada bueno para la ecología, ya que solo sirve para promover un sistema ambiental y social que no son sostenibles.

¿Cómo podemos entonces celebrar una Navidad ecológica? Pues a continuación vamos a darte algunos consejos para esto:

-Piensa siempre antes de comprar un regalo. ¿Realmente el mismo es necesario?
-Una vez que nos hayamos decidido por un regalo que sea útil o que se pueda necesitar, lo ideal es averiguar el proceso de fabricación del mismo y por supuesto los materiales utilizados en él.
-No olvidemos que hay regalos que son más contaminantes que otros, así que es bueno optar por alguno que produzca poca o nula contaminación.
-Siempre es mejor comprar regalos que hayan sido producidos localmente y no por grandes compañías internacionales por ejemplo.

Otros puntos importantes de una Navidad ecológica son el ahorro de energía y la reducción de residuos. En Navidad se suelen usar por ejemplo muchas luces para decorar el árbol de Navidad, nuestra casa y el barrio en general. También por supuesto se producen muchos residuos más debido a que se lleva a cabo una mayor cantidad de compras en comparación con el resto del año. Para ayudar a la ecología, debemos optar por no utilizar luces en forma innecesaria o bien utilizar luces LED, que consumen menos y producen menos contaminación. También debemos recordar no comprar aquellas cosas que no sean imprescindibles. Probablemente no haga falta decirlo, pero los fuegos artificiales y similares también quedan descartados debido a la contaminación que producen.

Todos estos consejos nos permitirán disfrutar de una Navidad mucho más verde y a favor del medio ambiente.

Si quieres hacer algunas guirnaldas, puedes mirar este video.

Para hacer algunos adornos te recomendamos los dos videos de abajo.


Artículos Relacionados