Nombres de Huracanes


Nombres de Huracanes

Los Nombres de Huracanes

Como bien sabemos, los huracanes tienen nombres como si de una persona se tratase. ¿Como comenzaron a surgir los Nombres de Huracanes?

Fueron los meteorólogos quienes decidieron darles nombres a los huracanes. ¿Con qué fin se hizo esto? Para poder distinguirlos más fácilmente mientras un meteorólogo se comunica con otros. También es útil para la población en general cuando se dan advertencias y avisos. Al darle un nombre a un huracán, la población puede saber a qué tormenta se están refiriendo cuando ven las noticias.

Antes, los huracanes solían ser nombrados según el santo del día en el cual el huracán tenía lugar. Un claro ejemplo de esto es el huracán de Santa Ana que tuvo lugar un 26 de julio del año 1825.

A comienzos del siglo 20, un meteorólogo australiano decidió darle un nombre de mujer a un huracán y así ha sido desde entonces en la mayoría de los casos. Unos 40 años más tarde, durante la segunda guerra mundial, los Nombres de Huracanes eran ampliamente usados entre los meteorólogos de la época.

Durante el transcurso de las décadas posteriores, e incluso en la actualidad, el darle un nombre a un huracán es sin dudas la mejor forma de identificarlo cuando de realizar comunicados se trata, de forma tal que se pueden evitar toda clase de confusiones que podría originarse si no se usaran nombres.

Hasta el año 1978, se usaban solamente nombres de mujeres, pero luego de ese año comenzaron a ser usados nombres tanto de mujeres como de hombres.


Artículos Relacionados