Prados


Prados

Los prados

Seguramente alguna vez en tu vida viste o estuviste en algún prado. Los prados son tierras llanas o con muy poca elevación, además suelen ser tierras húmedas o de regadíos. En los prados crece la hierba para generar pasto, el cual funcionará como el alimento del ganado, aunque también se genera forraje para que sea conservado cuando hay mucha producción.

Los prados mesofíticos suelen crecer en regiones húmedas y de temperatura templada, donde la sequía sea escasa, junto a los bosques caducifolios y/o aciculifolios.

Un prado, aunque quizá no lo parezca, forma un ecosistema que ha sido creado gracias a la actividad del hombre, que consiste en una economía de índole rural basada en la ganadería, pero que logra mantener la vegetación del lugar en un estado de subclímax, lo cual es posible porque se alterna entre la siega y el pastoreo. Estas dos tareas recién mencionadas son complementadas con otras tareas que obviamente aportan beneficios similares al prado, las cuales serían las enmiendas calizas, la fertilización orgánica o bien la fertilización de índole mineral.

En ciertas ocasiones pueden apreciarse prados naturales en los que no ha intervenido el hombre y que se encuentran en un estado de clímax. En la imagen de arriba vemos un grupo de cabras en un prado.


Artículos Relacionados