¿Qué sucede con la energía mareomotriz?


Hace varios años había muchos que estaban seguros de que la energía mareomotriz resultaría exitosa y ayudaría mucho a la ecología, pero eso no ha resultado ser así. ¿Qué es lo que sucede con la energía mareomotriz exactamente? ¿Por qué está tan detrás de la energía solar y la energía eólica por ejemplo? Según Dave Levitan de Yate 360, hay varias razones para explicar este suceso. Se podría hablar de cuatro motivos principales que les mostraremos a continuación.

Qué sucede con la energía mareomotriz

  1. El océano no es un lugar muy conveniente para las máquinas, así que construir allí es más caro que hacerlo en tierra. La sal corroe, las olas se pueden volver muy violentas y enviar personal a hacer reparaciones e instalaciones es caro. Esto también afecta a las granjas eólicas que están mar adentro por ejemplo, aunque a su altura el peligro de olas es mucho menor.
  2. Otro punto es la falta de desarrollo de nuevas tecnologías que ayuden a mejorar el uso de la energía mareomotriz. Sin mejoras tecnológicas, podemos ir despidiéndonos de las fuentes de energía limpias y renovables.
  3. En general, hay poco interés: si bien existen programas en varios países como Portugal, Escocia o Australia, la energía mareomotriz todavía no llama mucho la atención y sigue marchando a un paso lento.
  4. Los costos no siempre son favorables: si construir una granja mareomotriz y mantenerla cuesta más que el dinero que ayudará a ahorrar, entonces el proyecto definitivamente no se desarrollará.

¿Es posible que en el futuro la energía mareomotriz logre avanzar más? Claro que sí, pero para eso es necesario que se invierta más en su desarrollo. Además algunos de los factores ya mencionados, como el caso del primero, siempre resultarán una molestia para esta energía alternativa.


Artículos Relacionados