Reciclaje de basura


El reciclaje de basura es el proceso de reciclar desechos para convertirlos en productos nuevos y reutilizables por la sociedad.

Gracias a la labor de reciclar la basura se logra reducir el daño ambiental al medio en que vivimos, y así ayudar a conservar el medio donde vivimos con menores niveles de contaminación.

Tipos de reciclaje de basura

Existen muchos tipos de formas de reciclaje puntuales, pero en particular son seis tipos de reciclaje que se pueden diferenciar claramente:

  1. Reciclaje de plásticos
  2. Reciclaje de papel y cartón
  3. Reciclaje de vidrio
  4. Reciclaje de materiales peligrosos o dañinos
  5. Reciclaje orgánico
  6. Reciclaje de los demás materiales que no entran en las 5 primeras categorías

reciclar basura

Estos seis tipos de reciclaje son los clásicos adoptados por todas las organizaciones, empresas y comunidades de cada ciudad del mundo.

Todos ellos se identifican con uno de los colores del reciclaje, que son claramente visibles en diferentes lugares y espacios destinados al reciclaje como por ejemplo papeleras, tachos de reciclaje y contenedores.

¿Qué sucede cuando los residuos, desechos y basura no encajan en ninguno de los 5 tipos de basura?

En ese caso, lo ideal es usar el sexto tipo que ya hemos visto, se trata de los contenedores de color gris, o también llamados papeleras genéricas, pues en ellos se deposita todo tipo de basura que es difícil clasificar.

Lamentablemente esta basura es bastante difícil de reciclar ya que viene toda mezclada, y al final generalmente es una de las clases de desechos que rara vez se reciclan, pues generalmente terminan depositados en los grandes basureros de cada zona urbana, justamente haciendo lo opuesto a reciclar: contaminar.

Basura orgánica

Sin embargo, hay mucha basura que si se logra reciclar, estamos hablando de la basura orgánica, que son todos los desperdicios y residuos que están compuestos por materia orgánica y que son muy fáciles de reutilizar pues suelen descomponerse rápido.

La basura orgánica es usada generalmente para fabricar compost u abono orgánico, es un tipo de desechos que vuelven a la tierra pues con ellos se logra fertilizar la tierra de manera natural, ayudando en tareas como hacer un huerto en casa o embelleciendo nuestro jardín.

Como reciclar la basura en casa

Reciclar en el hogar no es tan difícil como pareciera, y debes seguir los mismos principios que requiere el reciclaje en las empresas o comunidades que están comprometidas con esta causa.

Lo primero que debes saber es que es todo cuestión de hábitos, educación y compromiso.

Primero que nada hay que generar el hábito de reciclar, hacerlo parte de nuestra vida, igual que como nos alimentamos o cepillamos nuestros dientes, también reciclar debe ser un hábito diario en nuestro hogar.

Al principio puede que cueste un poco, pero poco a poco se volverá una actividad natural que podemos hacer todos, y más que nada dar el ejemplo a los más pequeños, educarlos en base a la importancia del reciclaje de basura en la casa y la zona urbana donde vivimos.

En general las familias que adoptan el reciclaje como hábito logran reducir hasta en un 50% la cantidad de basura generada mensualmente.

como reciclar la basura en casa

¿Qué podemos hacer para reciclar la basura?

  1. Intenta siempre tener bien delimitados y marcados con los colores correspondientes las papeleras.
  2. Elimina los residuos adheridos a las latas de cerveza, refrescos, legumbres, y enlatados en general, así como a las botellas de vidrio.
  3. Educa a tus hijos sobre la importancia del reciclaje desde bien pequeños, luego lo harán naturalmente toda su vida.
  4. Cuando te visite gente en tu casa, instruirlos sobre las reglas de reciclaje de basura en tu hogar es vital.
  5. Comienza de a poco, ten paciencia, hasta que te salga naturalmente y ni lo pienses.

El reciclaje en casa permite mejorar el planeta donde vivimos, y quizás te pueda parecer poco hacer reciclaje en tu casa nada más, pero si hablas con vecinos, familiares y amigos, podrás contarles sobre esto y quizás ellos también adopten estas prácticas recomendadas.

De esa forma, ya no será sólo un hogar, sino varios. ¿Y si ellos también reciclan su basura y comparten la idea con sus amigos y conocidos? Es una cadena interminable que poco a poco puede cambiar los barrios y ciudades en que vivimos.

Existen muchas ideas y ejemplos de reciclaje en casa, como el que puedes utilizar en el reciclaje de ropa, o bien hacer reciclaje de CDs y DVDs viejos que ya no usan. Si te pones a pensar y das rienda suelta a tu imaginación, las posibilidades son enormes.

4 pasos para reciclar basura en casa

Los pasos son bastante simples, y están aquí listados.
1. Compromete a toda tu familia con la causa: todos los miembros de la familia deben estar comprometidos con el mismo objetivo.

Pues si uno de ellos no quiere reciclar se hará muy difícil para el resto de los miembros lograr el reciclaje deseado. Sobre todo hay que hablar mucho con los pequeños de la casa, que son los más reacios a ayudar en estas tareas de clasificación.

2. Educa a tu familia y vecinos: edúcate a tu mismo, a tu familia y a quienes te rodean en el barrio donde vives sobre la importancia de reciclar, informales de los tipos de reciclaje de basura, colores de contenedores y los diferentes materiales que van en cada papelera.

3. Haz una lista de materiales reciclables y déjala donde todos puedan verla:  entre ellos puedes destacar latas de comida y bebida (utilizados para el reciclaje de aluminio), cartón (cajas grandes, pequeñas o cajas de cereal) y papel (de oficina, revistas, diarios, etc), botellas de vidrio, plásticos y bolsas, entre otros.

Este tipo de listas se deben colocar en lugares cercanos a los contenedores, para que nadie olvide donde va cada cosa y lo tenga visible en todo momento.

4. Identifica lo que no se puede reciclar: teniendo claro que cosas NO se pueden reciclar es mucho más fácil clasificar el resto de la basura, además de que evitarás contaminar los contenedores de basura donde si estás reciclando de manera correcta.

Entre esa lista puedes incluir:

  • Sprite, aerosoles y pinturas con químicos.
  • Espejos y vidrios con tratamientos especiales.
  • Desechos biológicos y sanitarios.
  • Vidrios rotos o quebrados parcial o totalmente.
  • Pisos de cerámica y granito.
  • Calcomanías y stickers.

Con estos consejos estamos seguros que lograrás hacer un buen reciclaje de basura en tu hogar, oficina y la ciudad donde resides.

Habla con tus amigos y familiares sobre estas iniciativas, y contribuye a mejorar el mundo en que vivimos.


Artículos Relacionados