Reciclaje del aluminio


El reciclaje del aluminio es uno de los más importantes en el proceso de reciclaje de residuos, pues es un material que está presente en casi todas las cosas que nos rodean, y que causa enorme contaminación si no se reutiliza.

Por otro lado, resulta uno de los materiales que más ganancia deja a la industria del reciclaje debido a que casi todo lo que se recoge en los contenedores de reciclaje y papeleras es reciclado y reutilizado adecuadamente.

El aluminio reciclado procede de las virutas de las propias grandes fábricas de productos y plantas de aluminio, así como también de los productos que hay en nuestro hogar u oficina, desde latas de refrescos, perfiles de construcción de casas, muebles, cables eléctricos, bicicletas, computadoras y aparatos de todo tipo y tamaño.

Proceso de reciclaje del aluminio paso a paso

El denominado proceso de reciclaje del aluminio tiene varias etapas o pasos, que son las que vamos a enumerar a continuación:

  1. Recolección del aluminio: este es el primer paso  en el proceso de reciclaje de aluminio que se realiza tras el depósito en papeleras o contenedores.
  2. Traslado a la planta de reciclaje: se realiza en camiones de recolección, donde se separa el aluminio de otras impurezas y residuos, se limpia, para luego clasificarse, y agruparse en bloques comprimidos.
  3. Fundido del aluminio: el último paso es procesar y fundir el aluminio en la planta de reciclaje, donde se generan nuevas láminas y capas de aluminio que lo dejan listo para usarse nuevamente en los productos que todos conocemos.
Bloque de aluminio listo para fundirse y reciclarse en nuevos productos

Bloque de aluminio listo para fundirse y reciclarse en nuevos productos

Datos curiosos sobre el aluminio

El aluminio es uno de los tres materiales más utilizados del mundo junto con el acero y el hierro. Y en general, suele ser uno de los materiales que más nos cuesta reciclar a los humanos, pues pensamos que por su composición y como luce no se podría reutilizar reciclándolo.

Sin embargo esto es incorrecto, el aluminio se recicla, no en las cantidades que nos gustaría, pero es cada vez más una tendencia que están tomando auge en muchas sociedades, ciudades y comunidades del mundo.

Reciclar aluminio no solamente debe hacerse a nivel industrial, también hacerlo en casa es fácil, sólo debes apartar las botellas, lastas, papel aluminio y demás cosas de este material que encuentres en tu hogar, casa, auto, la escuela o universidad donde estudies.

La importancia del reciclaje de aluminio no viene solamente para evitar que el aluminio quede tirado y contaminando durante décadas o siglos, también ayuda a reducir los costos de extracción de este material desde la tierra.

Reciclando aluminio se logra reducir más del 90% en comparación a si se extrae desde cero a nivel de consumo de energía durante todo el proceso.

Es un material además que no pierde propiedades tras varios procesos de reciclado. Todo ello hace que prácticamente la totalidad del aluminio empleado en la industria, sea reciclado, a pesar que a nivel doméstico no se recicle prácticamente.

Símbolo del aluminio reciclable

Símbolo del aluminio reciclable

Reciclaje del sobrante del aluminio

El sobrante del aluminio en su producción original suelen llamarse chispas de aluminio, o escamas de aluminio. Al igual que con el resto de los materiales, también se recicla a nivel industrial luego de separarlo de las impurezas y basura que pueda contener.

A este proceso suele llamársele reciclaje secundario del aluminio. En este caso también el proceso es el mismo, se agrupa el producto, se limpia, se comprime y generan bloques, y finalmente se funde en hornos a altísima temperatura.

Documentales sobre el reciclaje de aluminio

La teoría es muy buena, pero si no lo vemos en acción aveces hasta nos puede costar creer como funciona bien este proceso de reciclaje de aluminio.
En el siguiente vídeo veremos cómo es el proceso de reciclaje y armado de bloques de aluminio, previo a su fundición.

Y en este otro vídeo, veremos cómo se fabrican las latas de aluminio a partir del reciclaje previo, si, esas mismas latas de refresco y otras bebidas que tanto hemos usado y usaremos por siempre:

Como ves, el reciclaje del aluminio es algo que podemos hacer tanto desde nuestro hogar, oficina, escuela o universidad, para que luego ese material de el salto hacia las grandes fábricas y plantas de reciclaje donde lo limpian, clasifican, agrupan, aplastan y finalmente funden para crear láminas de aluminio.
Gracias a este reciclaje, las emisiones de dióxido de carbono se reducen al 95%, ahora ya conoces la principal importancia del reciclaje de este material.


Artículos Relacionados