Recursos naturales


Recursos naturales

¿Qué son los recursos naturales?

Los recursos naturales son todos los bienes materiales y servicios que la naturaleza sin haber sido afectados por una intervención humana. Los recursos naturales son muy valiosos para las sociedades humanas ya que sirven para contribuir al desarrollo y al bienestar de forma directa con materia primas, minerales y alimentos, o de forma indirecta con aportes de parte de la ecología.

Hay varios tipos de recursos naturales. Algunos recursos naturales demuestran un carácter de fondo y otros se consideran como flujos. Los primeros son agotables, mientras que los otros solamente se agotarán en caso de si se emplean o extraen en una tasa mayor a la de su renovación. Los recursos naturales de fondo suelen ser de índole minero, por lo que no importa la velocidad con la que se consuman, cosa que hace que las futuras generaciones no puedan intervenir en el mercado actual.

Dependiendo de su disponibilidad, tasa de renovación y ritmo de consumo, los recursos naturales se clasifican en renovables y no renovables. Los recursos naturales renovables son de índole biótico, cuyo uso excesivo lo puede convertir en un recurso extinto, caso de bosque y pesquerías, aunque hay otros que no tiene límite, como la luz solar, el viento, etc. Los recursos naturales no renovables son los depósitos limitados o con un ritmo de regeneración muy bajo, caso de la minería, los hidrocarburos, etc. Usualmente, los recursos naturales se agotan debido al uso excesivo y descontrolado por parte de las sociedades. Un fenómeno especial es la existencia de recursos naturales que no pueden utilizarse, como por ejemplo el agua contaminada.

Para proteger los recursos naturales existe un estudio científico conocido como la biología de la conservación. Es una materia que se ve en carreras de ciencia, economía y de manejo de recursos naturales. El término fue introducido en 1978.

El uso y el cuidado de los recursos naturales es una tarea de todos y sobretodo de las sociedades actuales, debemos aprender a no usarlos en exceso.

Los recursos naturales por lo general se clasifican en renovables y en no renovables. Los primeros son aquellos que, dada su fuente, no se agotan al ser utilizados, o bien vuelven a su estado original o tienen una tasa de regeneración mayor a la de consumo. Los ejemplos más comunes que vamos a encontrar de recursos renovables son la radiación solar y el viento, presentes a diario en nuestra vida y en todos los rincones del planeta Tierra.

Si nos referimos a los recursos no renovables, veremos que son aquellos que no se pueden regenerar una tasa que sea mayor a su tasa de consumo. Estos recursos a menudo se pueden encontrar en cantidades fijas en la naturaleza, sin que el ser humano pueda manipular su producción a voluntad. Muchos de los combustibles actuales son recursos no revables, como el petróleo, el carbón y el gas natural. El agua también es considerado como un recurso no renovable y sin dudas es el más valioso de todos ellos.


Artículos Relacionados