Ten en cuenta estos 5 consejos y vive el Día de la Tierra todos los días de tu vida


El Día de la Tierra se creó para recordarnos a los habitantes del planeta la importancia de preservar el medioambiente. Y, aunque el día ya pasó este año, te contamos 5 hábitos que puedes incorporar a tu vida para ser un consumidor mucho más consciente, todo los días de tu vida. Descúbrelos a continuación:

1# Introduce más alimentos vegetales a tu dieta

Este proceso puede ser un tanto lento para los fanáticos rebeldes de la carne pero resulta mucho más favorable para el medioambiente. Si bien existe la posibilidad de conseguir carne de animales criados en estancias pequeñas con un impacto ecológico mínimo, las plantas siguen siendo la opción más sostenible en cuanto a la alimentación. Al consumir una dieta basada en frutas y verduras no sólo evitas el sufrimiento animal sino que obtienes sus innumerables bondades a nivel nutricional.

2# Come de acuerdo a las estaciones

frutos

Si decides llevar una dieta basada en vegetales, intenta que los alimentos que compres sean de estación. Al consumir verduras y frutos de estación ayudas a reducir la huella de carbono ¡y te ahorras bastante dinero! Así que infórmate de cuáles son los productos de estación en el lugar donde vives y realiza las preparaciones más deliciosas con cada uno de ellos.

3# Aprende más sobre el agua que consumes

De seguro tú también has consumido alguna vez agua de bidones o embotellada. Pues muchas veces este hábito nos hace perder de vista el origen de este líquido tan preciado y beneficioso para nuestro organismo. Todos tenemos formas hacer visible lo invisible y, una de ellas, es averiguar de dónde proviene el agua que bebes a diario. No todas las marcas procesan de la misma manera el agua. Conociendo los procedimientos del agua en tu región podrás saber si el agua que bebes es realmente purificada, filtrada y mineralizada y también si debes alcalinizarla.

4# Mira más allá de las etiquetas

ropa no industrializada

Hoy día existen varias empresas que ofrecen productos alimenticios ecológicos, orgánicos, sin fertilizantes y sin gluten. Sin embargo, la conciencia ecológica aún no es tan masiva en el rubro textil. Mientras esperamos que más industrias se sumen a una producción ecológica, puedes preguntar e informarte antes de comprar la próxima prenda. Vé más allá de lo que marcan las etiquetas y averigua cuáles son los procesos por los que pasan las telas antes de ser cortadas (muchas empresas utilizan una cantidad excesiva de agua) y si su producción es realmente digna y justa con sus trabajadores.

5# Que el basurero sea el último recurso para tu ropa

El planeta ha llegado a un punto en que nos demanda más cuidado que nunca, por esta razón es súper importante que empieces a tomar mayor consciencia de aquello que tiras a la basura. Las prendas de ropa suelen ser un objeto más que va a parar al basurero. En verdad, deberíamos comprar sólo aquellas prendas que no encontremos de segunda mano o que realmente necesitemos. La vida útil de una prenda es mucho más larga de la que solemos considerar. Una vez que la hayas utilizado todo lo que puedas o que simplemente ya no quieras tenerla, ¡tampoco la tires! Llévala a algún sitio para donarla y que otra persona pueda darle uso.

 

Como ves, no precisas esperar al Día de la Tierra del próximo año para realizar tu aporte al medioambiente. Estos hábitos son algunos de los tantos que puedes poner en práctica en tu día a día. Si tomas decisiones informadas y más ecológicas no sólo el planeta se verá beneficiado sino también tu entorno y, en definitiva, tú mismo.


Artículos Relacionados