¿Una botella de agua autosustentable?


¿Has viajado alguna vez a algún lugar alejado, en medio de la naturaleza y te has quedado sin agua para beber? ¿Te ha faltado agua alguna vez en medio de un viaje o excursión?

A muchas personas les han pasado situaciones similares. Por eso nace esta idea, se empezó a desarrollar a partir de las distintas situaciones que pudieran ocurrir en la vida cotidiana, y que por algún motivo no podemos obtener agua para beber en el momento. Es una idea innovadora que puede ser muy popular en todo el mundo, ya que tiene un valor práctico y que puede sacarte de un apuro, además de permitirte ahorrar un poco de dinero a largo plazo. Además, la investigación también puede mejorar y ser utilizada para poder brindarle agua potable a aquellas personas sin acceso a este recurso natural.

¿Una botella de agua autosustentable?

Una idea especial

“Fontus”, la botella de agua autosustentable que ha sido promocionada el año pasado, y se sigue mejorando aun mas. Ya había salido a la luz el diseño inicial, el cuál tenía un propósito exclusivo para ciclistas. El diseño inicial se basaba en un soporte de botellas para bicicletas, que utilizaba en el flujo de aire generado por el pedaleo del ciclista, de forma tal que el aire pasaba a un mecanismo de doble cámara que recogía la energía solar. Cuando el aire se condensaba, se convertía en gotas de agua que caían dentro de la botella. Este diseño para las bicicletas está disponible bajo el nombre de “Fontus Ryde”.

¿Una botella de agua autosustentable?

Los desarrollos han llegado aún más lejos, ya que ahora se encuentra disponible una botella portátil para cualquier persona sin necesidad de una bicicleta. Está diseñada específicamente para excursiones al aire libre, ya que tiene un mejor rendimiento, aunque también puede ser usada en el ámbito cotidiano. Esta botella utiliza un panel solar que alimenta un ventilador, el cuál aspira el aire húmedo del ambiente a través de un filtro en la cámara de condensación. El panel se ajusta cómodamente alrededor de la botella cuando no está en uso, como si fuera una funda. También se pueden utilizar cápsulas para re-mineralizar el agua, si así lo deseas. El nuevo diseño se llama “Fontus Airo”.

¿Una botella de agua autosustentable?

Así funciona “Fontus”

Aquí les mostramos uno de los vídeos promocionales de parte de Fontus, el cuál muestra como funciona esta gran idea:

Es imprescindible tener en cuenta que “Fontus” no está desarrollada para grandes ciudades o zonas con niveles altos de contaminación en el aire, ya que el filtro que llevan incorporada estas botellas protege contra el polvo y la baja presión, y por ahora eso es todo, aunque se siguen desarrollando para intentar mejorar este aspecto del producto. Además, la condensación no se realiza de forma espontánea, sino que varía dependiendo de la temperatura y la humedad del aire de la zona.

Existe una diferencia en el precio de ambos productos. Se espera que la “Fontus Ryde”, salga con un costo final de U$S 165, mientras que la “Airo” costaría alrededor de U$S 250. La campaña realizada por los desarrolladores han alcanzado una cifra de inversión mucho mayor a la esperada, por lo que puede calcularse que las primeras entregas podrían realizarse antes de tiempo, y actualmente están programadas para abril de 2017.


Artículos Relacionados