Biocombustible


Biocombustible

El biocombustible

Un biocombustible, también conocido con el nombre biocarburante, es una mezcla de hidrocarburos que es utilizada como combustible para motores de combustión interna. El biocombustible deriva de la biomasa, es decir una materia orgánica que se genera mediante un proceso biológico, ya sea natural o provocado por el hombre, y que se puede utilizar como fuente de energía. La caña de azúcar es un buen ejemplo de biomasa, ya que a partir de ella se hace el bioetanol.

Muchos opinan que en realidad la palabra correcta en lugar de biocombustible sería “agrocombustible”, ya que el prefijo “bio” genera confusiones y le brinda al término puntos positivos que en realidad no tiene.

Obtención del biocombustible

Para obtener biocombustible se utilizan distintos tipos de plantas, como por ejemplo plantas de maíz y de mandioca, las cuales poseen muchos carbohidratos. También son útiles algunas plantas oleaginosas, como es el caso del girasol, la soja y también las palmas. En algunos casos se utilizan especies de árboles, como eucaliptos y pinos por ejemplo.

Al utilizar estos materiales biológicos para generar biocombustible, se reduce la cantidad de dióxido de carbono que se envía hacia la atmósfera terrestre debido a que los mismo absorben el mencionado CO2 mientras se desarrollan. En el momento de la combustión, suelen emitir una cantidad de CO2 similar a la de los combustibles convencionales originado a partir del petróleo.

Los biocombustibles más utilizados y desarrolladores son el biodiésel y el bioetanol. Otros menos populares son el biopropanol y el biobutanol.

En algunos países como por ejemeplo Argentina, Estados Unidos y algunos del continente europeo se han aprobado leyes que obligan a loes proveedores a mezclar solo una parte del biocombustible. Este tipo de combustibles deben ser mezclados con los tradicionales son en cantidades que van desde un 5% hasta un 10% aproximadamente, según la norma.

Los combustibles de origen biológico son muy importantes ya que pueden ayudar mucho a reducir el consumo de los combustibles fósiles tradicionales, los cuales no son nada buenos para la ecología debido a la contaminación que provocan. Hoy en día, los biocombustibles que más se utilizan son el biodiésel y el bioetanol, aunque el biometano también se está comenzando a usar mucho.

El etanol de biomasa, que también lo conocemos como bioetanol, se produce a partir de la fermentación de algunos azúcares que proceden de planas variadas como por ejemplo la remolacha, la caña de azúcar y algunos tipos de cereales. Entre los principales productos de bioetanol del mundo tenemos a Estados Unidos y a Brasil, que entre ambos producen aproximadamente 2/3 del total mundial. Cada año más de 50.000 millones de litos de combustibles de este tipo son producidos en el mundo.

No hay dudas de que los Biocombustible se volverán cada vez más importantes en el futuro. A medida que los combustibles fósiles comiencen a agotarse debido a la falta de petróleo, habrá que recurrir a los Biocombustibles y por supuesto a las energías alternativas, como la energía solar y la energía eólica.


Artículos Relacionados