Animales


Caminan sobre el planeta tierra desde mucho tiempo antes que los hombres, existen cientos de miles de especies sobre ellos, y aunque creemos que los conocemos, en realidad son todavía un misterio en su comportamiento, conductas, biología y diversidad, hablamos de los animales.

animales

En este artículo trataremos de responder preguntas tales como: ¿Cuál es la definición de animal? ¿Qué significa la palabra animal? ¿Qué son los animales? ¿Cuantas especies de animales existen? ¿Cómo se clasifican? ¿Cuáles son sus características? ¿Qué tipos de animales existen?

¿Qué son los animales?

Cuando clasificamos a los seres vivos, lo hacemos principalmente en dos tipos: plantas y animales.

Los animales son aquellos seres vivos capaces de moverse, y que carecen de clorofila y de paredes celulares, es decir que son muy distinto de las plantas como podemos ver.

Los hombres son incluidos dentro del grupo de los animales, aunque a diferencia de estos poseen la capacidad de pensar.

Características principales de los animales

He aquí las características principales o generales de los animales:

  • Su organización celular puede ser de tipo eucariota o pluricelular.
  • En el aspecto nutricional, son seres heterótrofos por ingestión, la cual se hace de una forma u otra dependiendo del animal.
  • Todos los animales son de metabolismo anaerobio, es decir que respiran oxígeno y no pueden vivir sin él
  • Otra característica común de todos los animales es que se reproducen sexualmente, hallándose generalmente un animal macho y una hembra en el proceso.
  • Se trata además de seres simétricos, a excepción de, por ejemplo, las esponjas. Al poseer simetría presentan una disposición regular de las distintas partes o estructuras de su cuerpo a lo largo de uno o más ejes corporales. La simetría es de tipo radial o bien de tipo bilateral.

A excepciones de ciertas especies, la gran mayoría de los animales poseen músculos y un sistema nervioso capaz de enviar y procesar señales por todo el cuerpo.

Además todos los animales llevan a cabo estas funciones vitales, como: alimentación, respiración, circulación, excreción, respuesta, movimiento y reproducción.

Tipos de animales

Los animales pueden clasificarse y diferenciarse de varias formas. Podemos clasificarlos según su tipo de alimentación, su forma de nacer, por tener o no columna vertebral o por el medio en el que viven y se desarrollan.

También se puede establecer una clasificación según sus hábitos naturales, aunque no es de las más utilizadas, también la desarrollaremos.

Clasificación por su estructura vertebral

Los animales pueden contar o no con columna vertebral. A aquellos animales que tienen columna vertebral, se les clasifica como Vertebrados, mientras que los que no tienen columna vertebral, son Invertebrados.

Animales Vertebrados

Los animales vertebrados son aquellos que tienen una columna vertebral y que cuentan con una estructura ósea compleja. Sus partes son compuestas y definidas por extremidades, tronco y cabeza. Un gran porcentaje de ellos cuenta incluso también con cola.

Los animales vertebrados tienen su cuerpo y su piel cubierta, ya sea por pelo, en el caso de la mayoría de los animales terrestres, plumas en caso de las aves, o bien escamas en el caso de los peces y algunas especies de reptiles. Los anfibios en su mayoría presentan la piel desnuda.

Se estima que en la actualidad existen más de 62.000 especies de animales vertebrados. Los animales vertebrados pueden ser clasificados y divididos en cinco grupos principales: mamíferos, peces, aves, reptiles y anfibios.

Mamíferos

Los mamíferos conforman una gran parte de los animales terrestres. Lo que los diferencia de los demás vertebrados es que generalmente están cubiertos y protegidos por pelo.

En la mayoría de las especies, las hembras cuentan con mamas que les permite generar leche para amamantar o alimentar a sus crías, desde que éstas son recién nacidas hasta que ya tienen una edad en donde pueden buscar y digerir sus alimentos por sus propios medios.

Una cualidad de todos los mamíferos es su mandíbula, ya que poseen lo que se conoce como hueso dentario. También es una característica de casi todas las especies de mamíferos, incluido el ser humano, disponer de huesos en la parte interna del oído, llamados martillo, yunque y estribo.

Una característica de los mamíferos es lo que se conoce como homeostasis térmica. Esta característica de los mamíferos les permite regular la temperatura y el flujo de la sangre, con el objetivo de mantener una temperatura interna promedio en su cuerpo, sin que varíe de forma directa en función de la temperatura del medio ambiente.

Peces

Los peces se diferencian de los animales vertebrados ya que disponen de mecanismos de respiración debajo del agua a través de las branquias, por las cuáles absorben el oxigeno disuelto en el agua.

Poseen escamas recubriendo su cuerpo y disponen de aletas en lugar de extremidades, las cuáles les permiten moverse en el medio acuático. Al contrario de los mamíferos, los peces regulan su temperatura interna y la de la sangre, en función de la temperatura presente en su ambiente, lo que se llama ectotermia.

Aves

Las aves son seres vivos de sangre caliente, que poseen estructura ósea interna con extremidades superiores e inferiores, además de columna vertebral.

Pueden saltar y caminar, aunque sus extremidades inferiores no están especialmente desarrolladas para dicha tarea, y son más destacados por su capacidad de volar gracias a sus alas, aunque no todas las aves pueden utilizar sus alas para volar y algunas sólo pueden lograr grandes saltos con ellas (por ejemplo las gallinas).

En la mayoría de las especies, su cuerpo está recubierto de plumas con distintos colores y texturas, incluso algunas presentan diseños con capacidad de camuflaje como protección frente a sus depredadores. La forma de reproducción de las aves es mediante huevos e incubación.

Reptiles

Los reptiles son animales vertebrados cuyo cuerpo está principalmente recubierto de escamas en forma de protección. Poseen extremidades potentes y un sistema de reproducción mediante huevos con cascarón.

Se han adaptado a la vida terrestre y han desarrollado mecanismos de defensa, buenos pulmones y camuflaje, además de un sistema sanguíneo circulatorio doble, en el que hace que un circuito sanguíneo circule sangre hacia los pulmones específicamente y otro circuito hacia el resto del cuerpo.

Los reptiles tienen la capacidad de regular su temperatura interna adaptándose a las fuentes de calor que se encuentren en su medio de forma externa, es decir, son ectotérmicos, por lo que para calentar su cuerpo se tumban al sol durante varias horas, mientras que para enfriarse requieren resguardo a la sombra o en escondrijos.

La mayor parte de los reptiles son carnívoros y presentan un sistema digestivo sencillo para sus alimentos.

Anfibios

Una de las características de los anfibios que resulta especialmente única y llamativa, es que mientras están en su fase larvaria, cuentan con un tipo de respiración similar a la de los peces y pueden respirar debajo del agua, mientras que cuando llegan a su vida adulta, desarrollan respiración pulmonar terrestre.

Algunos anfibios han desarrollado mecanismos de defensa complejos para combatir a sus depredadores. Por ejemplo, muchos de ellos presentan glándulas venenosas en la piel, lo que puede ser detectado debido al color de la misma, que cuánto más fuerte o llamativo es, más desarrolladas están dichas glándulas y más potente su veneno.

Esto es a lo que se denomina como coloración apostemática o coloración «de advertencia».

Animales Invertebrados

Los animales invertebrados, al contrario de los vertebrados, son aquellos que no poseen una estructura ósea ni columna vertebral.

Muchos de estos animales son pequeños, y disponen de conchas o caparazones como hogar y protección, ya que resultan ser muy vulnerables. Al no estar organizados con una estructura ósea, no es posible identificar las partes de su cuerpo de esta forma.

Muchas especies de animales invertebrados, están protegidos por corazas óseas o caparazones, o bien disponiendo de una estructura externa llamada exoesqueleto.

Representan aproximadamente el 95% de todas las especies de animales en el planeta tierra, y no tienen la capacidad de colonización u adaptación.

Se han adaptado a todos los medios de vida, en medios submarinos e incluso también en medios de gran alturas. Son especies muy antiguas y de las formas de vida presentes más numerosas en el planeta. Los seres vivos invertebrados están conformados en grupos y clases que contienen miles de especies, como los poríferos, cnidarios, moluscos, anélidos, equinodermos y artrópodos.

Clasificación según su alimentación

Existen tres formas de alimentación primarias en las que podemos diferenciar y clasificar a los animales: Herbívoros, Carnívoros y Omnívoros.

Animales Herbívoros

Son aquellos cuyo alimento principal se compone de plantas, vegetales, hierbas, frutos y derivados principalmente de las plantas y vegetación.

Es posible que algunas especies de animales tengan más orientación a ingerir de forma principal, o a preferir cierto alimento en particular, aunque en su gran mayoría, los herbívoros se alimentan de una gran variedad de hojas, frutos y plantas de toda especie.

Dentro de la clasificación de animales herbívoros, tenemos aquellos llamados frugívoros, que son los que se alimentan principalmente de fruta, y los que se denominan frolívoros, que se alimentan especialmente de hojas. La dieta de estos animales suele ser un poco variable a lo largo del año según la zona y las estaciones.

Aunque la fuente de alimento principal de los animales herbívoros sean los vegetales y sus derivados, muchos de ellos también se alimentan de fuentes de proteína animal, como por ejemplo leche en el caso de los mamíferos.

Animales Carnívoros

Los animales carnívoros, son aquellos que basan su dieta principal en carne. Son los que conforman la parte dominante de la cadena alimenticia.

Su aporte nutricional diario se basa en el consumo de carne de dos formas: depredación o carroña. En la depredación, los animales acechan a su presa en grupos o de forma individual y realizan el ataque a un objetivo en común. Los animales carroñeros, principalmente aprovechan los restos de las presas que dejan los depredadores una vez que terminan de consumir su alimento deseado.

Hay carnívoros, como es el caso particular de las hienas, que realizan caza grupal de depredación, y también se aprovechan de carroña, incluso robando el alimento a otros depredadores.

Existen también animales que disponen de su clasificación particular, y son aquellos que únicamente se encargan de la depredación de ciertos animales o especies en específico, como es el caso de los ofiófagos, que son aquellos animales que únicamente se alimentan de serpientes.

Animales Omnívoros

Los animales omnívoros, son aquellos que se alimentan tanto de vegetales y plantas, como también de animales e insectos. Su estómago no está especialmente diseñado para digerir un grupo de alimento en particular. El ser humano, de forma general, se clasifica como Omnívoro.

Clasificación según su forma de reproducción

Podemos clasificar a los animales según su forma de reproducción y nacimiento de tres formas: Ovovivíparos, Ovíparos y Vivíparos o Placentarios.

Ovovivíparos

Los animales con reproducción ovovivípara, son aquellos que se desarrollan dentro de un huevo, que a su vez se encuentra dentro del útero de la hembra, y permanece allí hasta que el embrión esté totalmente desarrollado.

En el momento del parto, la hembra da a luz, y el huevo puede eclosionar en ese mismo momento o justo estando totalmente fuera del útero en ese mismo momento.
Muchos reptiles o animales, como los tiburones, presentan este tipo de reproducción.

Ovíparos

En el caso de los ovíparos, de forma contraria al anterior, el animal pone el huevo sin que el embrión se encuentre desarrollado, y el mismo se desarrolla con el paso de varios días. Es necesario que el huevo obtenga calor de forma constante mediante el proceso que se llama «incubación».

Vivíparos

Los vivíparos son todos aquellos cuya especie desarrolla una cavidad uterina dentro del vientre de la hembra en donde se desarrollará el embrión, recibiendo todos los nutrientes y oxígeno para ello.

Los vivíparos más desarrollados son denominados placentarios, que son los que dan a luz a la cría una vez esta está completamente desarrollada.

Los menos desarrollados, son los marsupiales, quienes las hembras luego de dar a luz, continúan conectadas a sus crías y les siguen proporcionando nutrientes y protección, mientras se siguen desarrollando en la bolsa marsupial o marsupio. Uno de los ejemplos más claros de esto, es el caso del canguro.

Clasificación por el medio de vida

Podemos clasificar a sus animales según el medio de vida o su hábitat natural, al cuál se han adaptado para sobrevivir, desarrollarse y reproducirse. Se establecen tres medios principales de vida: terrestre, acuático y aéreo.

Animales terrestres

Son todos aquellos cuyo hábitat natural se encuentra en el medio terrestre, y viven y se desarrollan en tierra firme. Encuentran todos los medios necesarios para su supervivencia y están adaptados fisiológicamente para la vida en este medio. Respiran el oxígeno del aire a través de sus pulmones, y encuentran su comida en su hábitat terrestre.

Entre los animales terrestres, podemos encontrar desde mamíferos, hasta reptiles y anfibios, incluso aves que no son capaces de volar, como el avestruz o la gallina, por lo que es un medio de vida variado en especies de todo tipo.

Animales acuáticos

Se clasifica como animal acuático aquellos que pasan toda su vida, o la mayor parte de ella, en el agua, siendo éste su medio de vida natural.

Algunos animales, como la mayoría de los peces, han desarrollado sistemas de respiración que absorbe el oxigeno disuelto en el agua mediante branquias, mientras que otros, como por ejemplo los delfines, necesitan salir a respirar a la superficie y tomar el oxígeno del aire.

Entre los animales acuáticos, podemos clasificar a los peces, ciertas clases de mamíferos, aves y anfibios, e incluso reptiles, que pasan la mayor parte de su vida en el agua, por lo que también es otro medio de vida muy variado en especies de todo tipo.

Animales aéreos

Los animales aéreos son los que tienen la capacidad de volar y desplazarse por el aire. Poseen una estructura ósea ligera, ya que la mayoría de sus huesos son huecos, músculos de la zona pectoral bien desarrollados y un cuerpo aerodinámico y de bajo peso, lo que les permite volar con gran potencia e incluso gran velocidad.

Cuentan con un pico córneo, y presentan un sistema digestivo que les permite desintegrar y digerir el alimento, ya que no cuentan con una dentadura.

Cada especie cuenta con su técnica de vuelo, además de que algunas se adaptan a ciertas zonas específicas según las condiciones aéreas, y escogen dicho medio para su desarrollo.

Es el medio en el cuál se encuentran el menor número de variedad de especies, ya que sólo incluye aves identificadas con las capacidades fisiológicas mencionadas, algunos tipos de insectos voladores y un único mamífero: el murciélago.

Clasificación según hábitos naturales

Aunque no es una forma oficial de clasificarlos, podemos reconocer fácilmente ciertas especies de animales según sus hábitos naturales.

A pesar de que hoy en día muchas especies han perdido en cierto punto su naturalidad primaria, o han sido adaptados de alguna forma para cambiar sus hábitos, lo general es que se dividan en tres grupos: salvajes, de granja y domésticos.

  • Animales Salvajes: son aquellos que se desarrollan en ambientes de libertad y en el hábitat natural junto a los de su especie. Es posible encontrar animales salvajes en todas las regiones, sobre todo en algunos continentes o zonas como la Sabana Africana o la Selva Tropical Amazónica.
  • Animales de granja: los animales de granja son aquellos que se han adaptado a unas condiciones de vida rural-salvaje aunque dependiente del ser humano, con el fin de aprovechamiento de los recursos que pueden obtenerse a partir de ellos.
  • Animales domésticos o mascotas: las mascotas son animales de índole doméstico y suelen tener una relación afectiva muy fuerte con las personas de su entorno conocido. Además de brindar compañía, muchas mascotas son fundamentales para propósitos como guía, salud y seguridad.

Funciones vitales de los animales

Los animales llevan a cabo un número de funciones que realicen en su vida cotidiana y que les permiten tanto su desarrollo así como el de la especie.

Estas funciones vitales pueden ser llevadas a cabo de distintas formas dependiendo de la raza o tipo de animal, aunque todos las realizan, incluyendo el ser humano, y son básicas para la vida.

Concretamente, estas funciones son: respiración, alimentación, circulación, reproducción, excreción, respuesta y movimiento.

Respiración

Independientemente de si son animales terrestres o acuáticos, todos los animales necesitan de la respiración para poder subsistir. En la respiración, se toma el oxígeno y se despide el dióxido de carbono. Algunos seres vivos han desarrollado mecanismos de respiración realmente complejos y únicos, que les han permitido su desarrollo en los distintos medios utilizando los recursos del planeta.

Alimentación

La gran mayoría de los animales son heterótrofos, es decir, que buscan su alimento y lo ingieren. La fuente de alimento principal, varía según la especie y la clasificación de la misma.

Algunos son herbívoros por lo que su fuente de alimentación se basa principalmente en vegetales y plantas, otros carnívoros y comen principalmente carne, y también están los omnívoros, que se alimentan de ambos vegetales y carne.

También existe un tipo de alimentación por filtración. Es más común en el caso de especies acuáticas, por ejemplo las esponjas marinas, que absorben cantidades de agua y filtran sus alimentos.

A su vez, los animales se pueden relacionar mediante relaciones llamadas simbióticas, en la que dos especies conviven en una especie de asociación para el beneficio de ambos o no.

En algunos casos, la relación se da de parásito a huésped, en la que el parásito vive dentro o sobre el huésped y se aprovecha de esto para alimentarse a costa del esfuerzo ajeno.

En otros casos de relación, el beneficio es para ambos. Un ejemplo de esto, ocurre en las selvas del continente africano, donde ciertas especies de aves se posan sobre el lomo de algunos animales de gran tamaño y se benefician de ellos obteniendo su alimento de forma fácil.

El huésped, en este caso, se beneficia de ello ya que una gran parte de este alimento consiste en parásitos o insectos que lo molestan y perjudican, por lo que ambos se benefician de esta relación simbiótica.

Circulación

Los animales presentan un sistema circulatorio desarrollado en sus organismos, y que como similitud con los seres humanos, está diseñado para transportar los nutrientes, moléculas y oxígeno por todo su cuerpo.

Existen algunos organismos de pequeño tamaño que no poseen un sistema complejo de circulación, sino que presentan un sistema llamado difusión, que su fin es también el de transporte de nutrientes y oxígeno por el sistema.

Reproducción

La reproducción en los animales es mayormente de tipo sexual entre un miembro macho y uno hembra. Esta reproducción se convierte en la diversidad y ampliación de la especie, contribuyendo a su desarrollo y a mantenerla.

Algunos animales, especialmente los que son invertebrados, pueden reproducirse de forma asexual. La reproducción asexual da origen genético a individuos idénticos a sus progenitores, por lo que de esta forma permite un aumento rápido en la cantidad de individuos de una misma especie y su preservación genética.

Excreción

Los animales presentan sistemas de excreción que van desde células que bombean agua fuera del cuerpo, hasta sistemas de órganos que actúan de filtro, como los riñones.

La mayoría de los animales pueden expulsar sus desechos mediante sistemas conformados por sus órganos digestivos, o bien sus órganos tienen la capacidad de eliminar las sustancias principales de los desechos, y de esta forma ayudar al sistema del animal a mantener la homeóstasis.

La homeóstasis es la capacidad de mantener una condición interna estable en el sistema mediante el metabolismo, compensando los cambios mediante el intercambio regulado de materia y energía con el exterior.

Respuesta

Los animales tienen células nerviosas especializadas la cuáles captan y generan estímulos a los cambios que ocurren a su alrededor y en el medio ambiente. En la mayor parte de los animales, estas células conforman su sistema nervioso. Las células llamadas receptores, son las que responden a estímulos externos, como la luz y sonidos. Otras se encargan de procesar información y generan una respuesta por parte del animal.

La organización y los sistemas nerviosos de cada animal cambian de forma dramática de especie o clasificación a otra.

Movimiento

Algunas clases de animales son estacionarios, es decir que se adaptan a un entorno y difícilmente cambien o migren hacia otro. Tanto para los animales móviles como para los estacionarios, su cuerpo está adaptado con músculos y huesos. Los músculos y los huesos, tanto para los animales móviles como para los que no lo son, forman un sistema que permite y les brinda tanto la movilidad que necesitan, como así también para realizar sus necesidades de obtención de alimento y acciones cotidianas.

30 Ejemplos de Animales Vertebrados e Invertebrados

A continuación, brindamos una lista de 30 animales, 15 de ellos vertebrados y otros 15 invertebrados, con algunas de las características de su especie mencionadas anteriormente.

15 Ejemplos de Animales Vertebrados

Algunos ejemplos de animales vertebrados, son los siguientes:

  • Perro
  • Gato
  • Mono
  • León
  • Elefante
  • Pantera
  • Jirafa
  • Tigre
  • Caballo
  • Oveja
  • Tiburón
  • Canario
  • Loro
  • Rana
  • Iguana

15 Ejemplos de Animales Invertebrados

Los siguientes mencionados son animales invertebrados:

  • Pulpo
  • Abeja
  • Hormiga
  • Mosca
  • Medusa
  • Caracol
  • Escorpión
  • Araña
  • Mosquito
  • Cangrejo
  • Langosta
  • Grillo
  • Mariposa
  • Mantis religiosa
  • Erizo de mar

El ser humano y los animales

Todos los animales, a lo largo de su historia y evolución, se han adaptado de la mejor forma posible a las condiciones del planeta para continuar su desarrollo y supervivencia de la especie.

Desde el punto de vista con respecto a su relación con el ser humano, muchos animales juegan un papel importante, tanto desde el punto de vista social, así como económico y tecnológico, aunque a veces, el ser humano en el afán de avanzar de forma económica, termina perjudicando seriamente a las especies de animales.

El ser humano se ha beneficiado de los animales en puntos de salud y avances tecnológicos, utilizándolos como ejemplo o basándose en su estructura para el desarrollo de tecnologías avanzadas a lo largo de la historia.

Algunos casos notables de esto, han sido los desarrollos de los aviones basándose en las aves, o el de los submarinos basados en la estructura de los peces y criaturas marinas.

También los animales forman parte importantísima de la cultura de algunos países o regiones, siendo característicos por historias, leyendas, representaciones o incluso objetos de veneración religiosa a lo largo de la historia de la humanidad.

Las mascotas y animales domésticos, forman parte integral como miembros de millones de familias al rededor del mundo, siendo fieles compañeros y amigos de los humanos.

Los animales domésticos brindan diversión y compañía a las personas, creando vínculos de cariño y compañerismo sumamente fuertes en muchos casos.

Además, también se han realizado estudios que marcan que la compañía de mascotas puede mejorar la salud tanto física como emocional, y ser indispensables compañías para personas de la tercera edad.

Los animales domésticos también se han utilizado como una gran herramienta de ayuda para distintos ámbitos, por ejemplo, los perros guía, que cuidan y protegen a los seres humanos con discapacidad visual, o su inclusión en los cuerpos de seguridad, que han permitido atrapar criminales, detección de drogas o de bombas, salvando así a cientos de personas.

El desarrollo de las industrias, sin embargo, ha significado la parte más negativa para los animales de toda clase. Las industrias textiles han utilizado las pieles de los animales para la fabricación de telas y otros productos, así como la caza indiscriminada para la venta de pieles o productos animales codiciados, como los cuernos en el caso de los rinocerontes o los colmillos en los elefantes, han significado miles de muertes, llegando incluso a poner en peligro de extinción un sinnúmero de especies de animales salvajes.

La reducción de los bosques, por la obtención de materia prima o el avance de la urbanización, también ha significado la reducción de muchas zonas de vida y desarrollo animal, que se han visto obligados a migrar hacia otros puntos para encontrar un nuevo hogar, o han muerto por estas causas al no serles posible adaptarse.

En los últimos años, varias organizaciones mundiales y gubernamentales se han generado y unido para la preservación y cuidado de los animales, así también como la preservación de su hábitat natural.

Es momento de generar un cambio en el mundo, así como en la forma de tratar a los seres vivos que habitan en nuestro planeta.

Debemos cuidarlos y protegerlos, ya que muchos están en peligro de extinguirse. Por ello, es importante generar consciencia ecológica y social, para que podamos proteger y preservar a las especies de nuestra tierra.


Artículos Relacionados


error: Content is protected !!