HCFC


HCFC

El HCFC

El clorodifluorometano es un hidroclorofluorocarbonos (HCFC). El HCFC como un problema contra la ecología tiene un potencial de calentamiento global que es 1810 veces mayor al del dióxido de carbono.
Este gas incoloro es mejor conocido como el HCFC-22 o R-22 que una vez fue utilizado como propulsor y en aplicaciones de aire acondicionado. Estas aplicaciones se están eliminando gradualmente debido al potencial de agotamiento del ozono y el estado como un potente gas de invernadero.

El HCFC ilegal

El HCFC fue eliminado en virtud del Protocolo de Montreal, para ser reemplazado por otros refrigerantes con un menor potencial de agotamiento del ozono, como el propano.

El 1 de enero de 2004 el Protocolo de Montreal requiere a los EE.UU. que reduzca su consumo de HCFC en un 35%. Y el 1 de enero de 2010 el Protocolo de Montreal exige a los EE.UU. que reduzca su consumo de HCFC en un 75%. Los titulares de asignación sólo puede producir o importar HCFC para servicio de los equipos existentes. El HCFC virgen no puede ser utilizado en nuevos equipos. Como resultado, los fabricantes de calefacción, ventilación y aire acondicionado no pueden producir nuevos acondicionadores de aire y bombas de calor que contengan HCFC.

El 1 de Enero del 2015 el Protocolo de Montreal exigirá a los EE.UU. reducir su consumo de HCFC en un 90%. Mientras que el 1 de Enero del 2020 el Protocolo de Montreal exigirá a los EE.UU. reducir su consumo de HCFC en un 99,5%.


Artículos Relacionados