Europa revisa regulaciones tras el incidente con Volkswagen


Los reguladores de la Unión Europea, se reunirán el día de hoy miércoles, para proponer una revisión de las normas de autorización y regulación de los nuevos modelos de vehículos, y de esta forma poder evitar que se repita el escándalo ocasionado por las estadísticas de emisiones de la empresa Volkswagen, iniciando un polémico debate mientras los gobiernos y la industria se resisten a los cambios.

Un borrador de la propuesta iniciada por la Comisión Europea, permitiría a la UE supervisar los organismos nacionales que ahora son responsables de la aprobación de nuevos modelos y también le otorgaría el derecho para imponer multas. Además, permitirá a los países de la UE retirar autos autorizados por otras naciones del bloque si se descubre que incumplen con la regulación medioambiental previamente pactada.

Europa revisa regulaciones tras el incidente con Volkswagen

Una legislación correcta de la ley, es la respuesta que la UE presenta en relación al escándalo originado en el mes de septiembre del año pasado, en el cuál Volkswagen usó un software para tratar de engañar a los reguladores de emisiones de CO2 en Estados Unidos. El acuerdo busca reformar las actuales reglas para la autorización de los organismos nacionales y poder revocar las licencias, aunque puedan venderse a lo largo del bloque. Hasta el momento nunca se han aplicado castigos en la Unión Europea, y esto es algo que los críticos ven como una señal de colusión.

“Tras el estallido de este escándalo, se han hecho llamamientos a la Comisión para que refuerce el sistema de aprobaciones, en particular asegurando mecanismos adecuados de supervisión. Las divergencias sustanciales en la interpretación y aplicación de las normas conllevan el riesgo de minar la efectividad del sistema y por ello de los principales objetivos de asegurar la seguridad y la salud de los ciudadanos y la protección del medio ambiente”, añadieron algunos representantes portavoces de la Comisión Europea.

Europa revisa regulaciones tras el incidente con Volkswagen

Cualquier esfuerzo para aumentar el área de acción del Ejecutivo de la UE probablemente afronte una dura resistencia de parte de algunas organizaciones y gobiernos, especialmente desde países euro-escépticos tales como Reino Unido. Alemania ha intervenido repetidamente en el proceso legislativo de la UE para lograr concesiones ya que la industria de vehículos es considerada vital para su economía. Las nuevas propuestas no llegan a crear un regulador independiente para la UE, en línea con la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos que descubrió el escándalo de Volkswagen.


Artículos Relacionados