Iglús construidos con llantas usadas


En Colombia se desechan anualmente 5.3 millones de llantas, que equivalen aproximadamente a 100.000 toneladas de caucho. Debido a esto, Alexandra Posada, una ecologista colombiana, se vale de la abundancia de este material para construir estos “Iglús”. Estas casas se encuentran en el Municipio de Choachí, en el centro de Colombia,. a unos 40 kilómetros de Bogotá.

Alexandra explica porque se le ha ocurrido esta idea. Ella nos cuenta: “Esas llantas me las regalan porque es un problema gigante deshacerse de ellas. Duran miles de años en descomponerse, lo que se convierte, en este caso, en una potencialidad. Usadas en construcción, se convierten en ladrillos virtualmente eternos”.

El proceso de construcción es similar al de los Iglús, solo que en vez de utilizarse la nieve para formar los bloques, se utiliza la tierra extraída, se rellenan los neumáticos y se crean bloques muy pesados. La idea de utilizar este material para construir las casas no esta nada mal, pues el caucho es aislante térmico de frío y calor, lo que mantiene el interior de los Iglús en una temperatura agradable, no importa como esté el clima en el exterior. Además el caucho, al no degradarse o descomponerse fácilmente, impermeabiliza un poco, y su flexibilidad, hace de la casa un seguro contra terremotos.

Iglús construidos a partir de llantas usadas

 

Pero las llantas no son lo único reutilizable de la casa. Por ejemplo, se usan botellas de vidrio en el techo(para hacerlo traslúcido) y también en los baños. El techo puede tener forma de cúpula o de bóveda, y está fabricado de mallas de acero y cemento, o puede ser de forma plana y hechos de madera y llantas.

Es una nueva forma de reciclar materiales que pueden ser de más utilidad de lo que nosotros mismos pensamos. Además esta idea ayuda al medio ambiente y es otra forma de deshacerse de la cantidad de neumáticos usados que se acumulan en Colombia.

Se está pensando un proyecto que sería aprovechar la construcción de estos hogares para brindarles una casa a aquella gente que está sin hogar. De esta forma se seguiría reutilizando estos materiales y también se ayudarían a las personas que no tienen la oportunidad de tener un hogar propio.

 


Artículos Relacionados