Incineración de residuos


incineración de residuos

Información sobre la incineración de residuos

La incineración de residuos es un proceso de tratamiento de residuos que implica la combustión de sustancias orgánicas contenidas en los materiales de desecho. En algunos países, los incineradores construidos a menudo no incluyen la separación de materiales para eliminar los materiales peligrosos, voluminosos o reciclables antes de la combustión. Estas instalaciones son un riesgo para la salud de los trabajadores de la planta y para la ecología.
La incineración y otros sistemas de alta temperatura de tratamiento de residuos son descritos como “tratamientos térmicos”. La incineración de los materiales de desecho convierte la basura en cenizas, gases de combustión y calor. La ceniza es en su mayoría formada por los componentes inorgánicos de los residuos, y puede tomar la forma de grumos o partículas sólidas transportadas por los gases de combustión. Los gases de combustión se deben limpiar de gases y partículas contaminantes antes de que se dispersen en la atmósfera. En algunos casos, el calor generado por la incineración puede ser utilizado para generar energía eléctrica.

Beneficios de la incineración de residuos

La incineración tiene beneficios particularmente fuertes para el tratamiento de ciertos tipos de residuos donde los agentes patógenos y las toxinas pueden ser destruidos por las altas temperaturas. Los ejemplos incluyen varios productos químicos, las plantas con diversas corrientes de aguas residuales tóxicas o muy tóxicas, que no pueden ser enviadas a una planta de tratamiento de aguas residuales convencionales.
La combustión de desechos es muy popular en países como Japón, donde la tierra es un recurso escaso. Dinamarca y Suecia han sido líderes en el uso de la energía generada por la incineración.
De acuerdo con la Directiva sobre Incineración de Residuos de Europea, las plantas de incineración deben ser diseñadas para asegurar que los gases de combustión alcancen una temperatura de por lo menos 850 ° C (1.560 ° F) durante 2 segundos con el fin de garantizar la distribución adecuada de sustancias orgánicas tóxicas. Con el fin de cumplir con esto en todo momento, es necesario instalar quemadores auxiliares (a menudo alimentados por el petróleo).

Te gusto nuestro artículo sobre la incineración de residuos?

Los residuos suelen ser incinerados en una incineradora de desechos, los cuales pueden ser tanto orgánicos como inorgánicos, aunque en ambos casos se trata de residuos sólidos. Estos son sistemas de quema de desechos que queman la basura a temperaturas muy altas, logrando reducir el volumén en más de un 90% y el peso en más del 80%. Las incineradoras de residuos deben contar con los filtros, componentes y sistemas de seguridad adecuados para evitar la formación de cenizas u otros subproductos o gases tóxicos que puedan afectar la salud de las personas. Por supuesto si bien tienen ciertas ventajas, las incineradoras también presentan desventajas, ya que poseen un alto coste operativo, no son fáciles de construir ni de mantener, y además algunos sectores de la sociedad los consideran como una fuente más de contaminación para el medio ambiente.


Artículos Relacionados