La lluvia ácida está afectando seriamente a los lagos de Canadá


La lluvia ácida no es buena para nadie: ni para los humanos, ni para el resto de los animales y tampoco para las plantas. De hecho, la lluvia ácida incluso es capaz de afectar a los cuerpos de agua de la naturaleza. Cualquiera que no sepa que la lluvia ácida es uno de los problemas con los que debe lidiar la ecología ha estado viviendo debajo de una roca; las consecuencias de la industrialización son mucho más serias de lo que parecen a simple vista. La contaminación se ha vuelto tan peligrosa que ahora la lluvia ácida está comenzando a afectar a los magníficos lagos de Canadá. ¿Qué sucede allí exactamente? En la imagen de abajo pueden ver una muestra de agua de un lago afectado. En pocas palabras, el agua de los lagos se está convirtiendo en una especie de sustancia gelatinosa.

La lluvia ácida está afectando seriamente a los lagos de Canadá

 

Científicos de la Universidad de Cambridge han dado a conocer un nuevo estudio en cual se muestra que la lluvia ácida está aumentando los niveles de plancton en los lagos, provocando que el agua se convierta casi en una gelatina. La lluvia ácida está destruyendo los niveles de calcio de los lagos, lo cual permite que el plancton gelatinoso comience a propagarse.

Además de convertirse en un problema para los sistemas de filtración de agua, para los animales y para las plantas, el plancton hace que el equilibrio natural de este ecosistema se rompa, y podría demorar incluso miles de años en restaurarse por completo. El Dr. Andrew Tanentzap, uno de los autores del estudio, dice que los lagos han sido llevados a un estado ecológico totalmente nuevo, y no uno bueno precisamente.

¿Qué opinas sobre este suceso que está ocurriendo en algunos de los lagos de Canadá?


Artículos Relacionados