Mucha de la miel comercializada está completamente alterada


La miel pura es uno de los alimentos más nutritivos y beneficiosos que nos puede brindar la naturaleza, ya que en la miel hay una gran cantidad de propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Pero al igual que todo lo que el hombre extrae de la naturaleza, ha esta la preparan para su próxima esta, así que: ¿qué tan alterada llegara a los supermercados para su venta? y ¿es realmente miel lo que nos venden?

miel

La verdad es que un estudio ha demostrado que un alto porcentaje de la miel que nos es vendida en muchos centros de comercio es alterada. Por lo que no estaríamos disfrutando de las propiedades naturales de esta, sino que estamos adquiriendo un sirope líquido que simula serlo.

La excusa del porque a la miel se le hace el trabajo de ultra filtración, mencionan que es con el motivo de limpiar al producto de sus “impurezas” y el polen, pero no muchos saben que esas llamadas “impurezas” son las que hacen a la miel un alimento beneficioso.

El ultra filtrado de la miel lo que hace es realmente extraer muchas vitaminas, aminoácidos y minerales, así como le hace prescindir de sus propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas. Esto fue comprobado a partir de un estudio realizado por Vaughn Bryant, un profesor en la Universidad de Texas A&M y uno de los mejores especialistas en palinología.

“No conozco a ningún productor de miel que quisiera hacer esto. Eliminar todo el polen solo puede lograrse a través de una ultra filtración, un proceso que solo cuesta dinero y disminuye la calidad de la miel. A mi juicio, estas mieles fueron producidas de manera ilegal y se les ha quitado el polen para no poder rastrear su procedencia“, comenta Mark Jensen, presidente de la Asociación Americana de Productores de Miel.

miel

Caso dado realmente, ya que desde Asia se están comercializando mieles ultra filtradas con el motivo de esconder su procedencia. Esto se hace con el plan de poder cubrir operaciones delictivas, y es que esto se dio después de que fuese descubierto que algunas de las mieles contenían antibióticos ilegales y estaban contaminadas con metales pesados que pueden afectar la salud de las personas.

Según datos recopilados por Bryant en su estudio, son aquellas mieles las que tienen de procedencia de negocios como: mercados locales de agricultores, tiendas naturistas y cooperativas, las que mantienen niveles normales de polen en la miel, y que para estar más seguros de la adquisición de un producto más puro, la miel debe estar etiquetada como producto orgánico.

Déjanos tu comentario si te gusta la miel.


Artículos Relacionados