EcologiaHoy

Osos polares

Todos conocemos o hemos oído hablar de los famosos osos polares. Los osos polares reciben también otros nombres tales como oso blanco y su nombre científico es ursus maritimus, viven en zonas polares y heladas y son considerados, junto al oso Kodiak, los mayores carnívoros de la Tierra (actualmente). ¿Y qué tiene que ver con la ecología? Directamente nada, pero sigue leyendo y verás por qué tienen su espacio aquí.

Descripción de los osos polares

Los osos polares son más alargados que la mayoría de los osos, además tienen patas muy desarrolladas, las cuales son útiles para viajes por tierra o para nadar largas distancias. Para mantener mejor el calor del cuerpo, los osos polares tienen sus orejas y cola reducidas, de la misma forma que unos cuantos mamíferos acuáticos. Para ayudar con el calor también existe una gruesa capa de grasa y un gran pelaje, el cual, en realidad, no es de color blanco, sino que es traslúcido. Debajo del pelaje tenemos la piel, la cual es de color negro para así poder atraer eficazmente la radiación solar, logrando un aumento de su temperatura corporal, lo cual es necesario en las zonas frías que habitan. Los osos polares pueden llegar a adquirir un pelo de diferente color, tanto amarillento como pardo claro, y en cierto caso, en Singapur adquirieron un color verde debido a algunas algas.

La amenaza que rodea a los osos polares

Por tradición, los osos polares eran cazados por esquimales para hacer uso de su carne (menos el hígado) y de su piel. Posteriormente los europeos comenzaron a cazarlos por “deporte” y para evitar que entraran en poblados humanos.
Hasta hace algunos años, la caza estaba permitida, pero cuando llegó a niveles alarmantes hubo que actuar y actualmente está prohibido cazarlos ya que se encuentran al borde de la extinción. Si bien ya no hay más caza, tenemos otro problema: acumulación de contaminantes en el hielo y en la atmósfera ártica, además del calentamiento, todo lo cual afecta al ecosistema de los osos polares.


Un Comentario en “Osos polares”

Deja un comentario

  • (will not be published)