Relieve


Relieves

El Relieve

El relieve terrestre, conocida más simplemente como relieve, es una referencia a las distinta formas que posee la corteza terrestre de nuestro planeta. Involucra no solamente tierra emergidas como montañas y cerros, sino también relieves submarinos, el fondo del mar y posibles grietas. La geomorfología es la ciencia que encargar de estudiar el relieve. Geomorfología significa “forma de la tierra”, es decir que estudias las formas que adopta el terreno.

Existen 3 tipos principales de relieve:

-Las planicies: son terrenos llanos que se encuentran a nivel del mar. Suelen encontrarse principalmente en zonas templadas.
-Las eminencias: son las partes de la corteza que superan el nivel del mar. Las montañas son el mejor ejemplo de eminencias.
-Las depresiones: son los opuesto a las eminencias, es decir que se encuentra por debajo del nivel del mar. Por lo general suelen ser fosos submarinos.

Los relieves más importantes en cuanto a tamaño son los siguientes:

-Macizo antiguos: se trata de las formas de relieve más viejas del planeta y tienen millones de año de antiguedad. Suelen estar muy desgastado por acción de fuerzas corrosivas como el viento y la lluvia.
-Cuencas y llanuras: terrenos bajos que no suelen tener más de 200 metros de alto. Generalmente son usados por la industria agropecuaria o por las industria forestales.
-Cordilleras recientes: como su nombre indica, son formas de relieve “nuevas” en comparación con los macizos antiguos. Algunos ejemplos importantes son la cordillera de los Andes, la cordillera del Himalaya, entre otras. Algunas de sus montañas son de las más altas de la Tierra, ya que las fuerzas erosivas todavía no las han golpeado durante mucho tiempo como a otras montañas más viejas.

Las formas menos importantes del relieve son las terrazas fluviales y los conos de deyección.

En la imagen podemos ver distintas formas de relieve como las llanuras verdes, las mesetas marrones y las montañas grises.


Artículos Relacionados